El libro de los deseos

20 de abril de 2009

Saqué esta idea de un blog, pero no puedo recordar si era Angry Chicken o SouleMama. Aunque he estado buscando la entrada no he conseguido encontrarla, pero ambos blogs están muy bien y os los recomiendo.

En el blog en el que lo vi era un libro para adultos, pero nosotros lo hemos adaptado y lo hemos convertido en un libro de los deseos familiar, en el que cada miembro de la familia puede hacer una petición por mes. Hemos puesto algunas restricciones, y los deseos no pueden ser materiales, sino que deben ser una actividad o una salida que podamos hacer todos juntos, pero los pompones pueden pedir lo que sea, desde acampar en el salón de casa hasta ir al zoo, pasando por una tarde en el parque con las bicis, una sesión de disfraces y maquillaje para todos... Si hace calor podemos pedir un día en la playa, y si hace frío, una guerra de bolas de nieve. En fin, cualquier cosa que se nos ocurra para pasar un rato juntos.

El libro lo preparamos entre el pompón mayor y yo. Fuimos a buscar una bonita libreta de tapas duras (esta, además, se cierra con un imán y parece un libro viejo, es muy divertida) y compramos sobres de cinco colores, uno por cada miembro de la familia. Hay doce hojas, una para cada mes, y en ellas pegamos con cola los cinco sobres (aquí también colaboraron los pompones peques). Los sobres son para que una vez cumplido el deseo del mes, el libro se pueda reutilizar varias veces, sencillamente introduciendo un nuevo deseo en el sobre del mes.

En las últimas páginas, pegamos los papelitos de los deseos y fotos de las actividades, o entradas, o cualquier otro recuerdo que tengamos. A los niños les encanta ver qué cosas hemos ido haciendo y cuáles de sus deseos se han cumplido ;-)

1 comentario:

  1. It rocks! Había visto sistemas mucho más sofisticados y un poco engorrosos, pero tu libro de los deseos es perfecto.

    ResponderEliminar

¡Cuéntanos algo!