El huerto

31 de julio de 2009


Después de plantar de todo y ver cómo todo iba creciendo y dando flores, nos decidimos por fin a crear un huertecillo pequeño, para que los pompones vieran de dónde sale lo que comen. Plantamos unas lechugas (que ya estamos a punto de cosechar), fresas, tomates cherry, una tomatera normal y pimientos.

Los tomates cherry fueron un éxito fulminante. Ningún tomatito rojo aguanta en la planta más de un día :-)

El huerto lo hicimos con un palet. Bueno, en realidad con dos. Básicamente lo limpiamos y lo lijamos, le dimos la vuelta, comprobamos que no hubiera mucha separación entre los travesaños y allá donde la había añadimos otras tablas de madera. Finalmente, le pusimos como patas cuatro tacos de madera extraídos de otro palet. Le dimos una imprimación para maderas exteriores (ahí sí que los pompones ni se acercaron), lo cubrimos con un plástico resistente al que le hicimos varios agujeros y lo llenamos de sustrato. (Toda la información está en una página web que no consigo encontrar. No sé si era mailxmail o algo así, la página web que ofrece cursos. Si consigo encontrarla, la pondré por aquí.) Después plantamos semillas para los rábanos y plantel para las lechugas y todo lo demás. Compramos también una bandeja para hacer nuestro propio plantel y tenemos unas cuantas lechugas ecológicas esperando ser transplantadas.

Ahora todas las tardes regamos, pulverizamos, nos ponemos guantes y tocamos la tierra, recortamos las hojas secas y buscamos orugas (que casi acaban con dos de nuestras hermosas lechugas).

Además, hemos preparado una serie de macetitas pequeñas con hierbas aromáticas que plantamos como semillas y que pronto estarán en la cocina, dando sabor a los platos.

Pocas cosas han calado más hondo en los pompones que el huerto y las flores. Cuidar, alimentar y ser responsables es lo que más les gusta, y ponen un mimo absoluto en todas las tareas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs