Picnics caseros

1 de julio de 2009

Tengo la enorme suerte de tener tres pompones que no tienen problemas de alimentación. El pompón mayor se ha vuelto un poco alérgico al verde con la edad ;-) pero en general comen de todo, prueban de todo y son aficionados a algunos alimentos muy sanos, como los tomates, las manzanas o las zanahorias.

Aprovechando eso, recurro a veces a diferentes trucos para las cenas, que son los momentos en los que todos estamos más cansados y tenemos menos ganas de cocinar, de comer o de pasar mucho rato sentados a la mesa.

Así que de vez en cuando montamos cenas especiales, o fiestas, o picnics, o cualquier nombre de ese estilo, que les encanta. Lo que funciona mejor en casa son las cenas de picoteo, con verduras frescas (apio, endivias, tomates cherry, zanahorias) cortadas en bastoncitos o pinchadas con palitos de brocheta y salsas (mutabal, yogur con alcaparras picadas y limón, salsa de queso). A veces también añado bastoncitos de pan integral o de cereales, huevos duros, queso, pollo rebozado o fruta en barritas (melón, sandía, piña).

De postre, lo mejor es una fondue de fruta, chocolate y nata. A mis pompones, que la fruta ya les encanta, comérsela con chocolate es lo mejor que puede pasarles. El chocolate es chocolate para postres fundido al baño maría, y la nata, nata montada comprada. Alguna vez les he hecho también chocolate blanco, e incluso se puede probar con las perlas de chocolate de colores que comercializan ahora varias chocolaterías.

Y para beber, o para merendar, zumos de fruta con hielo. Normalmente los hago de melón con fresas, de fresas solas o de naranja, fresas y cerezas. A veces los hago con almíbar en lugar de ponerles azúcar, pero lo realmente importante es el hielo y las cañitas :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs