Una pared de pizarra

13 de mayo de 2010


Hace poco pintamos el piso y aprovechamos una idea que habíamos visto en casa de Ruth y en casa de Gemma. Hemos pintado una de las paredes de la habitación de los pompones con pintura de pizarra. A diferencia de nuestras amigas, escogimos el color negro, porque el resto de paredes de la habitación las pintamos lila (la pompona quería rosa, los pompones, azul).

Es una de las mejores cosas que hemos hecho. El pompón mayor hace a veces sus deberes (sus sumas y sus restas) en la pared, dibujan y escriben, y nosotros les dejamos mensajes. Y la verdad es que decora mucho. Pensábamos que la pared negra haría la habitación más pequeña, pero la verdad es que es un contrapunto divertido al resto de la habitación.

En fin, que para nosotros todo son ventajas ;^) Pero si no os atrevéis con una pared entera, se puede hacer una pizarra directamente en la pared, delimitada por una forma geométrica o no. Cuando yo era pequeña, en mi habitación tenía un elefante de pizarra que me había dibujado mi madre. Y también existe pintura magnética para crear pizarras magnéticas en las paredes de la habitación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Cuéntanos algo!