Una ensalada

21 de junio de 2010


Hace unos días probamos con los peques esta pequeña receta, apta para manos, estómagos e imaginaciones pomponiles. Se trata de una ensalada de legumbres (un empedrat, como decimos por aquí) hecha con garbanzos, atún, tomate, cebolla tierna y pimiento verde, todo bien picado. Le añadimos un huevo duro y un par de hojas de lechuga... ¡de nuestro huerto!

Para servirla, hicimos una tulipa con una tortilla mexicana. La metimos en una flanera, la pusimos al horno y cuando quedó bien doradita, la sacamos y la dejamos enfriar. Servimos la ensalada dentro de la tulipa y los pompones no dejaron ni las migas.

Por cierto, en casa también hemos probado a servir ensaladas en tulipas dulces de helado, y también funciona muy bien. Y ya sabéis, a la ensalada le podéis añadir maíz dulce, olivas, alcaparras... Pero para que el plato funcione bien, el único requisito indispensable es que los pompones ayuden a prepararlo. Pueden ir removiendo, añadiendo y probando.

Ah! Y una última cosa. En la foto podéis ver los individuales de la fiesta de superhéroes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs