Los sheriffs del barrio

20 de julio de 2010

Inspirándonos en otro de los libros de Usborne, los pompones y yo hicimos el otro día estrellas de sheriff. La cuestión era dejar bien claro que los que mandamos somos nosotros, a ser posible a simple vista.

Para empezar, dibujamos una estrella de seis puntas con bolitas al final sobre una cartulina. Lo hicimos superponiendo dos triángulos y dibujándoles un círculo en cada ángulo. Después, los pompones (con más o menos ayuda) recortaron su estrella.


Cuando la tuvieron perfectamente recortada, pasamos a cubrirla de papel brillante. Yo sugerí, ingenua de mí, que usásemos papel de plata, o en su defecto, un papel dorado (se puede reciclar el de algunas chocolatinas, por ejemplo). Sin embargo, los pompones querían colores más vivos. Así que nos decidimos por rojos y azules. Por suerte, yo tenía un papel brillante que además era adhesivo, lo que nos facilitó mucho la tarea de cubrir las estrellas. Las colocamos encima de un rectángulo de papel brillante, y cortamos la parte sobrante en triángulos para engancharlos a la parte trasera de la estrella fácilmente.


Cuando terminamos, añadimos un imperdible con un trozo de celo a la parte de atrás.


Y ya está. El pompón mayor decidió reciclar un trozo de papel plateado y un rayo de la fiesta de superhéroes para darle más personalidad a su estrella.


Después, sólo hizo falta colgárnoslas al pecho y pasearnos por el pueblo. Que quede bien claro quién manda...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Cuéntanos algo!