Plastilina casera

29 de julio de 2010


Hacía tiempo que quería probar esta receta de plastilina que he visto por todas partes. Y hoy nos hemos lanzado. No sabíamos si sería complicado hacerla, así que nos hemos armado de paciencia por lo que pudiera ocurrir. Pero ha sido todo muy sencillo, la plastilina estaba hecha en un momento y enseguida nos hemos podido lanzar a jugar.


Se necesita 1 taza de harina (la mía era integral, por eso veréis manchitas en nuestra plastilina), 1 taza de agua caliente, 1/3 de taza de sal, 2 cucharadas de cremor tártaro (lo compré en Londres en una tienda de pakis sin ningún problema. Se puede pedir por internet en varias tiendas de pastelería.) y una cucharada de aceite (yo he usado de oliva, pero imagino que cualquiera vale). Lo mezcláis todo bien con una cuchara de palo. El pompón pequeño lo ha hecho de maravilla. Lástima que no le he sacado fotos :^(

Lo ponéis al fuego un rato y vais removiendo constantemente, hasta que empiece a espesar. Yo he usado el fogón grande al mínimo y se ha formado enseguida, apenas tres o cuatro minutos. Cuando espese y empiece a parecer una masa, lo sacáis del fuego y lo dejáis enfriar. Cuando esté tibio, podéis teñir diferentes partes con colorantes alimentarios. Y hala, ya está, ¡a jugar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs