Parque de la prehistoria

22 de agosto de 2010

Perdonad que no os mantengamos al día de nuestras aventuras últimamente, pero estamos de vacaciones, paseando mucho y dedicándonos muy poco a las manualidades y los juegos. Principalmente andamos de excursión arriba y abajo, conociendo nuevos rincones y entrenando mucho las piernas...

Y tanto movimiento nos ha llevado a este curioso parque temático, el parque de la prehistoria. Está en el sur de Francia, muy cerquita de nuestra frontera, y es un lugar muy divertido para llevar a los pompones, donde les explican cómo vivían nuestros antepasados.


El parque en sí se vertebra a lo largo de un recorrido en el que vamos visitando diferentes cosas: grutas y cavernas, donde vivieron primero los hombres de la prehistoria, bosques, laberintos llenos de sonidos... y además de visitar, podemos ir aprendiendo cosas en los talleres: a tirar lanzas y cazar animales, a pintar en las paredes, a realizar búfalos de cerámica, a reconocer las huellas de los animales, a hacer fuego frotando palitos. Hay incluso una zona infantil con una tienda y libros sobre la prehistoria.

La única pega: hay que saber francés. Aunque el personal es encantador y los audiovisuales están en varios idiomas, todas las actividades se dirigen en francés. En casa sólo lo chapurrea el pomelo, así que hubo cosas en las que nos perdimos bastante. Aparte de eso, el lugar es una maravilla y sin duda repetiremos cuando los pompones estudien la prehistoria. Además, es un lugar bastante bonito para pasear, hacer un picnic y tumbarse al sol. Totalmente recomendable.




1 comentario:

¡Cuéntanos algo!