Hemos adoptado Halloween

29 de octubre de 2010


Y lo hemos hecho por tres buenos motivos. El primero es que es una fiesta muy divertida, ¿no? Las calabazas, las brujas, los monstruos, las cosas de miedo, las pociones mágicas... Todo es como muy pomponil y nos da la oportunidad de hacernos un poco los chulos con temas que en otras épocas del año nos aterrarían. Es un buen momento, también, para abordar esos miedos de una manera lúdica e intentar perderle un poco el respeto a los habitantes más oscuros del reino de la fantasía.

El segundo es que es una fiesta pagana. ¿No es estupendo tener una fiesta muy antigua con raíces en el pueblo, en las supersticiones de la gente, en un renacimiento y un encuentro del mundo de los vivos y los muertos? ¿No es genial que sea una fiesta que ha sobrevivido y ha sabido mantener su raíz?

Y el tercero es que es una fiesta celta. Una fiesta europea muy arraigada en la que se tallaban nabos en lugar de calabazas, dentro de los cuales se ponía una velita para ahuyentar a los malos espíritus, en especial el del famoso Jack.

No, no hemos abandonado la castañada. Mis pompones harán panellets como todos los años. Pero este año, además, tendremos algunas actividades de Halloween, con brujas, duendes y muchas manualidades. Pero para empezar, unas banderolas de fiesta.


Primero, buscamos un tipo de letra que fuese un poco tenebroso. Imprimimos nuestras plantillas y las cortamos. Yo hice plantillas extras para que los pompones ayudaran a recortar.

Las pasamos a fieltro de color naranja y negro, alternando las letras... (No miréis, por favor, la raída y destrozada funda de mi tabla de planchar).


Después cortamos unos rectángulos de loneta en naranja y negro para colocar las letras en su color complementario. A la loneta le hice un dobladillo que cosí con un punto en zigzag porque me pone frenética que se deshilache. Pero lo podéis hacer como queráis. Les cosimos las letras encima y dejamos una banderola naranja a cada lado a la que le hicimos (con fieltro cosido también) los rasgos de una calabaza (el mejor momento para los pompones).


Y ya está, pasamos una cuerda y cosimos un poco la parte de arriba para que no se escapase... Y a adornar el salón, preparada para la fiesta que nos espera este fin de semana!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs