Cortina de pegatinas

13 de diciembre de 2010


En casa tenemos dos calendarios de adviento. Uno está lleno de sorpresitas, regalitos pequeños o no tanto. Unas chocolatinas, un libro de Navidad, unos pomperos o pegatinas. El otro, que iniciamos el año pasado, es uno de actividades.

Entre las actividades de este año, hemos hecho esta manualidad. La montamos un día de esos en los que no teníamos demasiado tiempo, porque es fácil y se necesitan pocas cosas para hacerla. De hecho, muy, muy poquitas. Estas de aquí:


Apenas unas cuantas pegatinas geométricas (gomets) y un carrete de hilo de pescar, plástico y transparente.

De lo que se trata es de pegar las figuras geométricas con el hilo en medio... y de formar diferentes figuras, en nuestro caso, casi todas estrellas. Así que con dos triángulos obtuvimos estrellas de seis puntas y con cuadrados, de ocho. También teníamos pegatinas doradas que nos dieron un toque un poco más festivo.

Cortamos trozos muy largos de hilo y fuimos situando las diferentes pegatinas a más o menos un palmo de distancia. La pompona le puso muchas ganas.


Una manualidad muy sencillita, pero que si repetís hasta el infinito (nosotros no lo hicimos, los pompones se cansaron antes) os puede dar como resultado una cascada de formas y colores que podéis colgar de cualquier sitio. Nosotros hicimos tiras muy largas, de casi dos metros cada una y las colgamos en el marco de la ventana con otro gomet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Cuéntanos algo!