La aventura de los duendes

21 de enero de 2011

Como os habíamos prometido, aquí está la aventura de los duendes...

Nos fuimos a pasar el fin de semana a la montaña justo antes de que empezaran las clases. Teníamos que descansar un poco y cargar las pilas, porque nos esperaba un nuevo trimestre lleno de trabajo. Pero en cuanto llegamos a casa, descubrimos una nota de los duendes, que nos avisaban que nos iban a poner pruebas durante el fin de semana.

A la mañana siguiente, encontramos enseguida unas hojas en blanco. Iban acompañadas de un texto muy misterioso, en el que los duendes nos preguntaban si seríamos capaces de descubrir el mensaje secreto.

Nos pusimos a pensar y rápidamente se nos ocurrió acercar las hojas al fuego. Y así, poco a poco, fue apareciendo un mensaje...


Los duendes debían haberlo escrito con zumo de limón ;^) Empezamos a buscar por toda la casa y encontramos instrucciones para hacer pintura de dedos.

Es muy fácil. Solo se necesita:

1/2 taza de maicena
3 cucharadas de azúcar
1/2 cucharadita de sal
2 tazas de agua fría
Colorantes alimentarios

Hay que mezclarlo todo menos los colorantes en una olla y cocer a fuego suave unos 15 minutos, revolviendo constantemente. Los pompones lo hicieron de maravilla.


Cuando ya tuvimos la pintura con la consistencia adecuada, la separamos en cuatro recipientes y la dejamos enfríar.


Cuando estuvo bien fría, mezclamos los colorantes alimentarios. Estos eran líquidos, pero se pueden usar de todo tipo (los que más me gustan son los geles).


Después de mezclar bien, así nos quedó la pintura.


Justo entonces, encontramos otra nota de los duendes que decía que en el bosque hacía mucho frío, y que si por favor podíamos hacerles una casita para pasar la noche. Decían que nos habían dejado el camino marcado, así que fuimos hacia los primeros árboles y encontramos...


¡Una flecha de piedra y unos caramelos que marcaban el camino! Los recogimos todos y nos comimos unos cuantos hasta llegar al lugar que habían escogido los duendes. Les hicimos una casa con piedras y palos, y al final, la terminamos con algunos retales que teníamos en casa. ¡Hasta les hicimos una cama!


Al día siguiente, cuando nos despertamos, fuimos a ver si habían dormido allí... ¡y sí! Se habían olvidado un gorro verde...


Por desgracia, el domingo llovió, así que no pudimos ir a hacer lo que los duendes querían, que era ir al bosque con nuestras pinturas a pintar el tronco de un árbol. Pero para consolarnos, nos dejaron un rollo enorme de papel y mil pinceles:


Cuando terminamos todas las pruebas, los duendes nos dejaron un regalo: una tienda de campaña con un túnel... No tenemos fotos, pero ya las publicaremos. Y nos dieron las gracias muy amablemente :^)

2 comentarios:

  1. hola guapa! quin bloc més xulo i quantes coses que feu plegats els teus 'pompones' i tu!! ^_^
    ja t'he afegit als meus feeds, així aniré veient si poses més cosetes! com va el brodat amb l'agulla màgica??
    petons!
    nurks

    ResponderEliminar
  2. Hola, bonica. Acabo de descobrir que no m'he enterat mai quan m'han enviat un comentari... vaig a veure si tinc algun problema de configuració o què... Com va tot? Jo de tant en tant passo pel teu blog i faig el tafaner... Petó i bones festes!

    ResponderEliminar

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs