Un juego

15 de enero de 2011


¡Hola a todos otra vez! Perdonad la pausa que nos hemos tomado después de la llegada de los Reyes, pero hemos tenido que acostumbrarnos a la rutina y nos ha costado un poco... Por suerte, justo antes de volver a nuestras obligaciones, nos tomamos un fin de semana de descanso en la montaña. Tuvimos la visita de unos duendes y pronto os lo contaremos todo, pero por el momento os dejamos con una actividad que montamos y que fue un éxito, además de servirnos para pasar la tarde del sábado pasado juntos, jugando y charlando.

Envolvimos un premio para compartir entre todos los pompones con diferentes capas de papel de periódico. En cada capa pusimos además un pedazo de papel con una prueba escrita. Al final nos quedó un paquete enorme que pusimos encima de la mesa. El pomelo puso música y empezamos a pasarnos el paquete unos a otros, en el sentido de las agujas del reloj. Cada pompón lo cogía un momento y se lo pasaba al pompón que tenía al lado. Y cuando la música paraba, el pompón que tenía el paquete en las manos le quitaba una capa de papel y leía la prueba.

En principio, la prueba era para el pompón que abría el paquete, pero la verdad es que acabaron todos los pompones haciendo todas las pruebas. Por ejemplo, hacer una de esas coreografías de manos (¿cómo se llaman? ¿alguien lo sabe? Dejadme un comentario y me lo decís!) en las que se dan palmas y se golpean las manos del compañero:


Contar chistes, cantar canciones en cualquier idioma que no fuera castellano o catalán, imitar a un animal, contar un cuento, hacer la carretilla:


Así fuimos pelando capa tras capa hasta que al final encontramos el regalo...


¡Una cajita de bombones brasileños para chuparse los dedos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs