Galletas de Pascua

27 de abril de 2011

Una de las cosas que hemos hecho por Pascua han sido galletas. En casa son una de las actividades favoritas de los pompones, y siempre que podemos buscamos alguna excusa para ponernos a amasar y a cortar. Así nos quedaron (perdonad la calidad de las fotos, la cámara sigue de baja).


Para prepararlas, lo primero que necesitáis es hacer las galletas. Cualquier receta de galletas de mantequilla va bien, aunque también he visto decorar galletas de chocolate, que creo que quedarían especialmente bien como huevos de Pascua.

Cuando tengáis la masa preparada, cortadla en forma de huevo. Yo tengo un cortapastas que compré en Manenas, pero si no lo encontráis, podéis intentar hacerlas en forma de círculo y estirarlas un poco por una punta a la hora de levantarlas.

Cuando las tengáis, es el momento de preparar la glasa. Necesitaréis claras de huevo (para siete colores yo usé tres), un chorrito de zumo de limón y azúcar glas (para mis tres claras, yo usé casi 500 g, pero depende del tamaño de los huevos).

Batid un poco las claras. Solo un poco, hasta que estén ligeramente espumosas. Añadid entonces un poco de azúcar y el chorrito de zumo de limón. Seguid batiendo y añadiendo azúcar hasta que se forme una masa con bastante cuerpo. Es importante que sea una masa bastante rígida, porque si no lo es os resultará difícil dibujar y que la forma se mantenga sobre la galleta. También intentad no batirla demasiado, porque si no corréis el riesgo de que le entre demasiado aire y que vuestros dibujos queden llenos de burbujas.

Cuando ya tengáis el glasé preparado, separadlo en tantos botecitos como colores queráis usar. Y empezad a añadir el colorante:


Yo uso colorante Wilton, también de Manenas y de Mundo de la repostería, pero creo que los colorantes líquidos que venden en el súper también os pueden servir. Tened en cuenta que como son líquidos, tienden a aguar un poco el glaseado, así que tened más azúcar glas a mano, para añadírselo si hace falta.

Cuando tengáis el glaseado teñido, llenad varios biberones con él. Estos que veis en la foto los compré en Makro, pero estoy segura de que los podéis encontrar en muchos sitios.


¡Y ya lo tenéis todo! Poned a los pompones a la mesa, dadles los biberones y libertad creativa total.




Y preparaos para chuparos los dedos e impresionar a los amigos. Mis pompones se pasaron media tarde haciendo sus galletas y se divirtieron un montón.

4 comentarios:

  1. hola nuevamente
    me parece que mi comentario de la semana pasada no se ha publicado. he conocido tu blog a través de Ariadna. Me gusta muchíssimo!
    Una pregunta, ¿en algún sitio tienes como hacer estas maravillosas galletas?
    Gracias
    esther

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Esther!

      Pues no, no tengo ningún otro mensaje tuyo :^(

      La receta (aproximadamente) de este tipo de galletas la he publicado en Galletas de Frankenstein, el post de hace un par de días. Búscalo por Galletas en la nube de etiquetas de la derecha. Si no lo encuentras, envíame un correo a grapefruitblogs@gmail.com y te la paso.

      Gracias por pasarte! Ya le daré gracias a Ari por la publi ;^)

      Besos!

      Eliminar
    2. Hola Paula,
      Així ho faré. Una abraçada. Ah! L'ariadna treballa amb mi, i ja li he comentat això, je, je...

      Eliminar
    3. Jajaja! Espero que sigui bona companya de curro! Petons!

      Eliminar

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs