Cuando tienes imaginación...

5 de septiembre de 2011

...no necesitas mucho más.


El pompón mayor aprovechó una de las esponjas amarillas que nos dejaron los gamusinos para dar rienda suelta a su vena artística y convertirla en Bob Esponja con un par de rotuladores. Y no le falta de nada...


Tiene piernas y tiene brazos. No se puede quejar.


A veces alucino con los pompones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs