Feliz cumpleaños

26 de enero de 2012


Ayer fue el cumpleaños del bebé más bonito del mundo, que además, por casualidad, es mi ahijada. He sido una madrina un poco desastre este primer año de su vida, pero prometo que a partir de ya seré la mejor. No podría soportar perderme todo lo que va a vivir en estos próximos años.

Había mucho que celebrar, porque no solo cumplía años la pequeña, sino también sus papis, dos de los mejores amigos que tenemos en el mundo el pomelo y yo. Cada uno de ellos cumplía un año de aventura como padres, ¡que no es poca cosa! Así que preparamos un mini pastelito para cada uno y les hicimos soplar las velas a todos.


Os dejo aquí la receta del pastel, que es un nuevo clásico en casa. Es muy ligero, porque no lleva mantequilla y tiene muy poca harina. Y a mi ahijada le chifla ;^) Lo podéis hacer en un molde grande o en moldes pequeños, a modo de magdalena. Probadlo y me contáis.


3 huevos, 200 gramos de azúcar, 1 yogur, 125 gramos de harina, 1/2 sobrecito de levadura Royal, esencia de vainilla.

Batís los huevos con el azúcar. Batidlos mucho, que aumenten de volumen y tengan un aspecto esponjoso. Yo lo hago con una batidora de varillas eléctrica y bato cinco minutos a máxima potencia.

Poned la batidora al mínimo y añadid el yogur. Cuando esté bien incorporado añadid la harina y la levadura. Y cuando lo tengáis todo bien batido, añadid la esencia de vainilla o cualquier otro sabor que queráis (ralladura de limón o naranja, por ejemplo).

Preparad un molde frotándolo con mantequilla y espolvoreando después con harina. Sé que los moldes de silicona en principio hacen que este paso sea innecesario, pero yo lo sigo haciendo y me parece que sale mejor.

Hornead a unos 180 grados durante 20 minutos, o hasta que podáis pincharlo con un palillo y sacar el palillo limpio.

Y ya está! Buen provecho. Y muchas felicidades a mi peque favorita, que hoy cumple un año y un día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Cuéntanos algo!