Excursión nocturna

15 de mayo de 2012


En todas las ciudades del mundo hay lugares preciosos. Y curiosamente, la gente que vive en esas ciudades, o cerca de ellas, es la que menos conoce todo lo que su ciudad ofrece. Como tienen las cosas tan cerca, siempre piensan que ya encontrarán otro momento para verlas.


Eso también me pasa a mí, pero tengo la suerte de tener familia lejos que viene de vez en cuando de visita y nos obliga a conocer o recuperar rincones o monumentos de nuestra tierra. ¿Os acordáis de que hace apenas un mes estuvieron aquí mis primos? Pues bien, este fin de semana hemos tenido al hermano pequeño de la familia, que es mi ahijado y una estrella del futsal italiano ;^)


El pomelo, que está en todo, supo que hacían visitas nocturnas a la Pedrera de Barcelona, y allí nos fuimos los tres, a disfrutar de la arquitectura y de las explicaciones de Iris, una guía belga apasionada por la arquitectura y por su trabajo que nos contó un montón de cosas.


No es una visita que os aconseje hacer con pompones muy peques, pero sí con adolescentes o pre adolescentes, porque las explicaciones son interesantes y muy amenas y porque el recorrido es alucinante.


Para empezar, el grupo era muy reducido, siete personas en total. Eso nos permitió charlar entre nosotros y hacer muchísimas preguntas. Como uno de los visitantes además era un historiador del arte, algunas explicaciones acabaron convirtiéndose en debates a varias bandas, con mucha información.


Lo primero que vimos fue el patio, en el que nos imaginamos a las familias de principio del siglo pasado charlando animadamente y comentando las últimas novedades de la ciudad. De ahí pasamos a hacer la visita de uno de los pisos... ¡y qué piso! Los suelos de madera, las puertas con molduras y tiradores imposibles, la cocina... La cocina. Por Dios. Podría haberme quedado a vivir en esa cocina.


La sala de costura, las habitaciones del servicio, la habitación de los niños...






Pasamos luego al ático. Es curioso pero hace cien años, la planta noble era el principal, mientras que el ático se usaba para lavar la ropa y para acumular trastos. El ático de la Pedrera es una maravilla, lleno de arcos catenarios que hacen que parezca (según la propia Iris) el esqueleto de una ballena. Impresionante.


Y lo mejor lo dejamos para el final: la terraza. Si conocéis la Pedrera poco o mucho, sabréis que en el tejado hay unas chimeneas que parecen soldados. Ver esas esculturas a la luz de la luna, con la Sagrada Familia iluminada de fondo y los fuegos artificiales de las fiestas de Badalona, es una de las cosas más mágicas que he hecho en toda mi vida. No sé si las fotos le hacen justicia a ese momento tan silencioso y bonito, pero creo que se acercan.



Y después de todo ese paseo, de conocer todos los rincones y las historias de la casa, en el otro patio nos esperaba una copa de cava bien frío y unas rocas dulces de neulas y chocolate. No creo que se le pueda pedir mucho más a la vida...




Animaos y salid a conocer vuestra ciudad o la ciudad más cercana. Cada vez son más los museos o monumentos que se apuntan a las visitas nocturnas guiadas, que aunque no son baratas, son una oportunidad única de disfrutar de nuestro propio patrimonio.

7 comentarios:

  1. No sabia que es podia visitar per la nit.He vist l'àtic i la terrassa, però em falta el pis. Tinc moltes ganes de veure'l però hi ha sempre tanta cua per visitar-la. M'has revifat les ganes d'anar-hi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es veu que és una cosa nova d'aquest any. El preu pica una mica, però la visita és una passada. Jo feia molt de temps que no hi anava i el pis tampoc l'havia vist. Em va encantar, realment vam sortir molt impressionats. Anima't i ja m'explicaràs!

      Eliminar
  2. Menuda preciosidad, me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una de las joyas que tenemos en Barcelona. Una pasada. Y había mil cosas más que no he puesto, porque no hay suficiente espacio en este blog :^) Muy, muy recomendable!

      Eliminar
  3. Me encanta la Pedrera, no me canso de ver fotos.... se nota que no he estado, verdad? Tengo muchas ganas de un viaje GAUDÍ, sí, ver todas la obras de este genial arquitecto y visitar Barcelona. Algún día será.
    Besoosososs.

    ResponderEliminar

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs