Comida

11 de enero de 2013


Hoy tenía pensado escribir sobre otra cosa, pero he ido a hacerme una radiografía (la Seguridad Social me fascina, hay días que haces cola y otros que te atienden antes de tu hora y en 10 minutos estás fuera) y al volver he parado en el bar de delante de mi casa a desayunar con el pomelo.

Me encanta desayunar en el bar. No lo hago muy a menudo, pero bajo alguna vez y cuando lo hago es porque es un día sin estrés, un día en el que tengo trabajo, pero no me desborda. Suelen ser días buenos y tranquilos, y con el desayuno leo el periódico sin prisa. Siempre paro en las cartas al director (me encanta saber qué piensa la gente) y leo artículos de opinión o entrevistas. Las noticias grandes las sabemos todos, llegan al telenoticias, a las portadas de todos los periódicos, se comentan en Twitter y Facebook e incluso puede ser que alguien te las envíe por correo. Pero hay otras cosas que también te hacen tomarle el pulso al día y acabar de leer con una sonrisa (magnífica la crítica de Amor, una película que habrá que ir a ver!).


Hoy me he encontrado con este artículo: "Entre el 30% y el 50% de los alimentos acaban en la basura".

Lo he devorado, me ha parecido interesantísimo. Y me he quedado con un dato: producimos alimentos para 12.000 millones de personas, casi el doble de la población mundial.

Ya sé que son datos conocidos y que probablemente todos los hemos oído alguna vez. Pero me han dejado desorientada unos minutos. Porque cada medio segundo alguien se muere de hambre en el mundo. Y en cambio producimos alimentos para un montón de gente. Porque tenemos el planeta sobreexplotado y en cambio podríamos estar viviendo todos con menos explotación. Porque los residuos son un problema y en cambio no tendríamos por qué generar tantos.

¿Qué podemos hacer? Pues... qué sé yo. Entiendo que es un tema complicado, complejo y difícil. Y entiendo que no tiene una única solución. Pero uno de mis propósitos de este año es predicar con el ejemplo, así que voy a intentar buscar soluciones para mí, para mi familia. Y os pido que hagáis lo mismo. Vamos a crear una lista de consejos para no desperdiciar la comida, para no tirarla. Porque no está bien, porque es inmoral. Y porque si queremos que la cosa cambie, digo yo que tendremos que ser responsables, exigir cambios y realizarlos nosotros también. (Y porque así también podemos ahorrar. Que la comida que se tira se traduce en dinero que se tira!)


¿Cómo hacer para no tirar comida?

  • Comprando lo necesario. Mejor ir a comprar con una lista de cantidades exactas para cocinar lo que queremos hacer. Mejor no comprar por impulso. Mejor saber realmente lo que somos capaces de consumir. Y mejor no tener un montón de inventario de artículos que no comemos. Vamos, que el bote de medio kilo de eneldo que yo tenía es estupendo y te ayuda a ahorrar... si realmente vas a consumir medio kilo de eneldo. Si no, no tiene mucho sentido.
  • Comprando fruta y verdura "fea". Lo dice el artículo y lo dicen los agricultores: la fruta y la verdura que tiene golpes, forma rara o cualquier otro defecto estético no se vende. Los supermercados no la quieren. Pero ya sabemos todos que la belleza está en el interior ;^) Vamos a darle una oportunidad a los vegetales feos, que son buena gente.
  • Aprovechando lo que hay en la nevera. Vale, nos da palo comer las sobras del pollo del domingo. Pues, hala, a una olla con las verduras que ya llevan días marchitándose lentamente para hacer un caldo. Y luego lo congelamos. Quizás la semana que viene nos apetezca sopa. Podemos hacer croquetas, buñuelos, tarta, empanada... Mi pomelo hace unas macedonias increíbles cuando ve que la fruta está a punto de perecer. Y el otro día hicimos polos con los restos de una piña y este increíble pop maker de Zoku que los Reyes le trajeron a la pompona. Si combinamos este consejo con el primero, con pocas cosas en la nevera es más fácil ver qué tienes ahí cogiendo polvo (y la nevera funciona mejor!).
  • Aprovechando los descartes. Otra vez el caldo. Aunque no hace falta que sea caldo-caldo. Puede ser sencillamente agua en la que hemos hervido restos de verduras que luego usamos para hacer un arroz. Aunque la cantidad de verduras no llegue para un caldo, sí que llega para eso. Cuando yo era pequeña, mi padre limpiaba bien las patatas con un cepillo y después de pelarlas, freía las pieles en aceite muy caliente. Las patatas quedaban como chips, buenísimas (especialmente con una tonelada de sal... aix, estoy salivando) y aprovechábamos el tubérculo entero. Quiero hacer algún curso sobre este tema y luego os pasaré la información.
  • Compostando. Cuando realmente ya no hay vida para los descartes de la cocina, lo mejor es compostarlos y reaprovecharlos en vuestro huerto o balcón. Estoy participando en un estudio del Consorcio de Residuos y en principio la próxima visita que me hagan va a ser para hablar del compostaje. Ya os contaré, pero me han prometido que se puede incluso compostar en un mini balcón como el mío. También se puede tirar el café usado (a mí también me lo habían dicho de las cáscaras de huevo) a las plantas (consejo de Tess Soap).
  • Aprovechar el aceite usado para hacer jabón. Yo estoy dando mis primeros pasos, pero Tess Soap nos lo recomienda porque lleva haciéndolo mucho tiempo. Nos ha prometido recetas (no pressure).
  • ¡Ir a la compra con el estómago lleno! Un consejo valiosísimo de Patrizia. Si no, compramos mucho más y más porquerías. Estuve leyendo el otro día que además hay que darse prisa en el supermercado e ir a buscar lo que necesitamos. Cuanto más tiempo se pasa comprando, más (y peor) se compra. También leí que no hay que hacer muchas preguntas a los empleados del súper ni coger productos que no pensemos comprar (porque ante la duda, muchos preferimos quedarnos el artículo en cuestión).
  • Orange/chocolate nos comenta también que hay que ser organizados a la hora de cocinar. Hacer listas, comprar lo justo y cocinar de más para congelar. También tiene aireadores en los grifos que reducen el caudal y el gasto.
  • Tener una buena relación con la báscula de cocina. Así puedes calcular las raciones normales para tu familia y cocinar lo justo, o cocinar y guardar (congelar) la comida por raciones para otro día. Adoro a Iris que además es colega de profesión!
  • Isla Sandía ha involucrado a toda su empresa y ha creado un boletín semanal con consejos para reciclar y reutilizar. Vamos a hacerle todos presión para que los comparta con nosotros!


Enlaces y recursos

  • De menjar no en llancem ni mica - Está en catalán, pero es una página con montones de consejos sobre la gestión de los alimentos en casa. Hoy recoge los resultados de este estudio y nos da consejos.
  • FAO - Enlace al resultado del estudio del que os hablo.
  • Love food, hate waste - Página británica con muchos recursos, como una calculadora de porciones, recetas y trucos para mejorar el rendimiento de tu nevera.
  • Ni un pez por la borda - Es una peli y una campaña para evitar que los pescadores tiren al mar parte de su captura, bien porque superan las cuotas o bien porque prefieren pescar peces más rentables.
  • Taste the waste -  Hay un montón de artículos en varios idiomas.

¿Qué más trucos tenéis? ¿Qué hacéis en casa para no tirar comida? ¿Tenéis alguna receta para compartir? ¿Algún otro enlace o recurso interesante? Venga, si os animáis, colgaré lo que enviéis aquí con un enlace a vuestro blog.

24 comentarios:

  1. Hola guapa,yo aprovecho todos los aceites usados en la cocina para hacer jabón para lavadora y lavavajillas.Con la leche materna que lleva casi 3 años ocupando sitio en el congelador y que me niego a tirar,hago jabón para el baño de mí peque y con otros aceites,pero estos sin usar.Siempre intento hacer croquetas o canelones con las carnes sobrantes del puchero,te pasó sí quieres por mail recetas del jabón y las cuelgas. Mí madre pone in cubo en la ducha para aprovechar el agua y luego utilizarla en el wc,y los posos del café Lo pone en la tierra de las macetas, sí se me ocurre algo más te digo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apunto los consejillos y ahora los añado al post ;^)

      Eliminar
    2. La leche materna se puede donar a hospitales también. Mi cuñada lo hace y de esa manera pueden alimentar a bebes a los que sus madres no les pueden dar el pecho.

      Eliminar
    3. Hala, qué bonito, ¿no? Me encanta que se pueda hacer y que haya buena gente como tu cuñada que lo hace...

      Eliminar
  2. Bueeeno, a ver que piense si hago algo que no se haya dicho ya.... lo que siempre ayuda es ir al super o a la tienda de la esquina con el estómago lleno, está claro que con hambre se compra mucho más (y guarradas máximas que normalmente ni tocaríamos, eso por el mareo que te da la falta de azúcar). Otro consejo es fiarse más de los ojos, la lengua y el instinto antes de tirar un producto "caducado", he comprobado que sobre todo los lácteos duran por lo menos una semana o diez días más allá de la fecha en perfectas condiciones. Y de los restos intento no tirar nada! 2ª vida del pollo=croquetas, resto de caldo=cuscús, casi cualquier cosa=alegría para pasta o arroz, fruta chonía=batido, plátanos negros=banana bread (¡qué vicio!). Ah! y el agua "de ayer" de las botellas del cole va sin excepción a regar las macetas... ¡y eso que aquí lluvia no nos falta! Si se me ocurre algo más ya os lo digo. Besos de finde.

    Cambiando de tema: ¿has votado ya por la inglesita en el "Project run & play"?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es verdad, si vas con hambre, compras de todo... Los yogures nosotros también los comemos más allá de la fecha... y las especias también.

      Se me pasó la inglesita la semana pasada. Esta semana voto sin falta!

      Eliminar
  3. jjjj Paula, veig que novament tornem a coincidir, els dissabtes m'encanta llegir tranquil.lament el diari mentre prenc un cafè i una secció que mai deixo de llegir són les cartes dels lectors. hir vaig fullejar el diari i també em vaig quedar parada amb l'article dels aliments que produim i que llancem.
    Crec que auqest tema deu ser un dels pocs que tinc organitzat i a casa llançar menjar és una cosa que gairebé no ens passa mai. Cada setmana preparo el menú de la setmana i la llista de la compra. Tot i així, encara que no ho sembli, sempre queda un cert marge a alguna variació. D'altra banda ens ajuda a portar una alimentació més equilibrada.
    A les aixetes tenim uns petits adaptadors (no sé com es diuen, però es poden trobar a qualsevol ferreteria)que ens permeten reduir el consum .
    També de vegades, cuino doble i congelo. Això ens fa estalviar temps i energia.
    Ah, també tenim la polera de la Zoku!! gelats més sans i econòmics :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :^) Les cartes són genials, sempre veus el que ens preocupa i ens engresca de debò.

      Sí, jo també he notat molt el tema del menú setmanal. Ens ajuda moltíssim a estalviar, menjar equilibrat i no llençar res.

      Oi que la polera és una passada? Estic al·lucinada amb ella... He comprat palets extra per tenir polos preparats de sobres. M'encanta.

      Eliminar
  4. Hola, Paula. Yo vengo de una familia numerosa, y cuando me independicé y tuve que acostumbrarme a cocinar para dos mi gran aliada fue la báscula de cocina.
    Sigo haciendo comida para 6 o 7 personas, pero ahora peso las raciones "normales" (entre comillas porque mi chico y yo comemos un montón) y las voy congelando por separado :) Se ahorra dinero, tiempo, y no se tira nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo ganas de empezar a congelar por separado las raciones... No lo he hecho nunca, me cuesta calcular y nunca sé cuántos vamos a ser para comer... Pero voy a empezar a probar, porque es práctico para los días que estoy sola (y acabo comiendo cualquier guarrada y así me va...) Besitos, guapa.

      Eliminar
    2. En casa podemos ser una (yo), dos (con Andrés) o tres (con un amigo de Andrés que es un poco okupa), así que pongo en los envases el número de raciones con rotulador permanente malo, que dura hasta que lo descongelo pero al lavarlo se quita :)

      Eliminar
    3. Es que en casa puedo ser yo sola, o podemos ser el pomelo y yo, o los pompones y yo, o los cinco. Es un follón. De hecho pensé en congelar en raciones individuales y sacar según los que seamos... pero no es igual una ración pompón que una ración pomelos. Estoy pensando en congelar sobre una bandeja pequeñas porciones y una vez congeladas meterlas todas en una bolsa o un tupper. Así puedes coger las porciones que quieras según la cantidad de gente que haya... No sé, tengo que darle vueltas al tema.

      Eliminar
  5. vergonya ens hauria de fer a tots plegats

    amb una mica de voluntat i organització segur que ho fem millor!!

    gràcies

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalment d'acord. És una vergonya. Però jo confesso que sóc culpable també de llençar coses... Darrerament en sóc més conscient i estic intentan canviar-ho...

      Eliminar
  6. Oh, gracias por esta entrada! Ojalá todo el mundo pensase un poquito más en estas cosas...podemos hacer tanto con unas pocas pautas sencillas...
    Yo en mi empresa creé un Green Team :-) y cada semana envío un Eco Tip con consejos para reusar, reutilizar y reciclar.
    Me apunto tus ideas para compartirlas :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras! ¿Y no las vas a compartir en tu blog o algo así? Me encantaría leerlas!!

      Eliminar
    2. Jejejeje! Acabo de ver la actualización de esta entrada :-) La verdad que llevo tiempo pensando en añadir una sección nueva a mi blog para compartir Eco Tips. A lo mejor me lanzo :-)

      Eliminar
    3. Lánzate, que es un tema interesante y da de sí. Prometo enviarte todos los que se me ocurran o me cuenten... Porfa plis?

      Eliminar
  7. hem de parlar!!! penso seguir tirant el plàstic al groc....ara resulta que no volen que li tirem perquè ells no volen reciclar el que no són envasos de la seva associació, tot i que sigui plàstic reciclable!
    Espero que la foto de les maduixes sigui de l'any passat, sinó pots afegir menjat fruita de temporada!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veure... qui t'ho ha dit això? Jo pensava directament fer una visita a la central de Vacarisses a veure com destrien els materials. A mi els nois del consorci em van dir que les coses de plàstic s'han d'enviar a l'abocador... En parlem.

      No, les maduixes no són d'ara. Però això potser que li diguis al teu home... :^P

      Eliminar
  8. Ei, gràcies per mencionar-nos. Excel·lent article a més!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies a vosaltres! I m'alegra molt que us hagi agradat l'article.

      Eliminar
  9. Estoy leyendo las entradas de esta etiqueta de organización pues soy muy desastre ...
    Yo la fruta muy madura la hago mermelada. También cuando es temporada de fresas compro para hacerla y la conjelo. De hecho, ya pocas veces compro mermelada... no veas la diferencia y es muy fácil de hacer.
    Conjelar también es algo q hago normalmente.
    Con el pan duro, sopas de ajo (a mí no me gustan) y también rayarlo.
    Con los plásticos de envases de alimentos envolver el almuerzo del cole.
    Ropa muy vieja q no es válida para donar, trapos para limpiar cristales.
    Jerseys de lana que ya no queremos, deshacelos y para hacer cuadritos de ganchillo....

    Algunos trucos no son de alimentación.... pero ya de puestos, te los pongo por si te sirven

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo este verano he hecho un montón de mermelada y creo que no voy a tener que comprar en todo el invierno... Pero con la fruta madura normalmente hago polos o la congelo para hacer batido.

      Y sí, yo también he dejado de comprar pan rallado!

      Muchas gracias por todos los trucos, guapa! Besito.

      Eliminar

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs