Propósitos para 2013

1 de enero de 2013


No pueden faltar en ningún hogar que se precie. Son como las uvas del día 1. Siempre hacemos una lista larga y más o menos asumible de cosas que queremos cambiar o mejorar en el año que acabamos de estrenar. De hecho, hoy a la hora de comer, el pomelo, unos amigos y yo hemos estado debatiendo cuáles van a ser los nuestros.

La verdad es que lo he estado pensando bastante. Y este año mis propósitos van a ser diferentes a los de años pasados. Vamos, que si pierdo los cinco (o diez) kilos que me sobran, estupendo, pero no voy a concentrarme en eso. Voy a concentrarme en las cosas de las que siempre, siempre me quejo, pero puedo cambiar yo misma.

Sé que es genial eso de la pataleta y de acusar a los políticos y las empresas de hacer las cosas mal (porque es verdad!). Es fácil refugiarnos en eso de "no podemos hacer nada" y es cierto que es complicado empezar a hacer cambios profundos. Pero me apetece intentarlo, porque creo que solo si lo intentamos entre todos vamos a conseguir que las leyes y las empresas (que siempre van MUY por detrás de la sociedad) cambien algún día.


Así pues, mis propósitos para este año son los siguientes:

Comprar al comercio de proximidad y a tiendas pequeñas. Hace meses que lo estamos intentando. Comprar cada vez menos en grandes superficies, grandes cadenas y grandes marcas. Comprar más a las tiendas de gente como nosotros, que ha invertido en su trabajo, que le echa horas, que le pone ilusión. Comprar a gente que empieza, que tiene negocios pequeños, que realmente depende de nuestra compra. Y si es gente que está cerca, mejor todavía. (No hace falta que me recordéis que tengo IKEA a siete minutos de casa. Lo recuerdo. Y no voy a dejar de ir del todo. Pero intentaré limitarme.)

Consumir productos "justos" en el más amplio sentido de la palabra. Desde huevos de gallinas criadas en libertad hasta peces de pescadores y no de grandes empresas. Desde ropa que no haya supuesto trabajo infantil hasta juguetes de calidad.

Consumir menos. Ya sabéis que en casa hace meses que iniciamos un proceso de "uncluttering" que consiste básicamente en tirar o donar todo lo que no necesitamos e intentar valorar mejor las cosas para no llenarnos de objetos inútiles y de desorden. Pues vamos a intentar seguir por ese camino y evitar el "clutter" desde el principio, es decir, evitar que entren demasiadas cosas en casa. (Todo un reto para vuestra amiga consumista)

Producir más cosas nosotros mismos. Ya hacemos la masa de la pizza y el jabón del lavavajillas, pero la intención es seguir en ese camino y producir otros de los artículos que más consumimos. No, no me voy a volver loca, pero creo que hay cosas que podemos hacer y tengo ganas de intentarlo. Yogur casero, anyone?

Tirar menos. Comprar la comida justa, remendar la ropa que se estropea o reutilizarla, reciclar el aceite sucio de freír... Intentar que todo tenga una segunda vida y que en casa entre lo necesario y nada más. Y si puedo, a lo mejor en 2013 consigo empezar a compostar...

Dar ejemplo. ¿Que quiero que el gobierno destine un 1% del PIB a solidaridad? Pues voy a dedicar yo el 1% de mi PIB. ¿Quiero que los políticos traten con más respeto a los profes y no recorten en educación? Voy a empezar por valorar yo a los profes y por ofrecerles mi apoyo, mi respeto y mi ayuda. ¿Quiero que los niños ordenen y valoren lo que tienen? Bueno, pues sí, habrá que hacer un esfuerzo y ponerse a ordenar. ¿Que quiero que mis pompones digan menos palabrotas? ... Vale, no, eso es imposible.


Hala, ya está, ahí lo tenéis. En esto me voy a concentrar este año. Y quizás un poquito en los cinco (diez) kilos. ¿Qué habéis pensado vosotros?

16 comentarios:

  1. Sólo te digo: Amén.

    Que sea un buen 2013

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente, Mònica. Que venga cargadito de cosas buenas.

      Eliminar
  2. No pensava fer cap llista de propòsits aquest any, però, al final, van aparèixer al meu cap com per art de màgia.
    1. Continuar decluttering i evitant el consumisme innecessari.
    2. Hàbits de vida saludables (els caps de setmana em perden)
    3. Donar un impuls a la meva fotografia.
    A veure si ho aconseguim.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalment d'acord amb els tres! Segur que ho aconseguim... Em sembla que t'escriuré, hauríem de fer algun projecte uncluterrer comú...

      Eliminar
  3. Molt bé carinyet! Si et vols quedar en un punt intermig en el tema dels iogurts: fageda a tope!!!!

    Ja m'he subscrit al teu blog! ;)

    Segueixo a 0 cokes però la balança no funcionava aquest matí!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquest "carinyet" fa molt poc princesa i MOLT xino. Jo ahir vaig fer un "trago" de la Coke del Xavi, crec que encara no estic preparada...

      Eliminar
  4. iogurts de proximitat, bonissisisisms i bona causa --> 3 en uno!!! fageda forever!!!

    vida més sana, més ordenada, més gaudir de cada momentet petit!!!

    i llegir molts de blocs com el teu
    i que em facin molts comentaris com els teus :-)

    feliç 2013!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, però vull provar a fer iogurt jo, amb llet i al forn... I sí, vida més endreçada i gaudir de tot, que de vegades les grans urgències s'emporten les coses petites i més importants. Un petó bon gros i molt, molt feliç 2013!

      Eliminar
  5. Como haces el detergente para el lavavajillas???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy mejorando la receta, pero por el momento lo hago triturando tres limones (sin semillas pero con piel) con 200 gramos de sal, medio litro de agua y un buen chorro de vinagre (100-150 ml). Cuando está todo muy bien triturado, lo pongo a fuego suave unos diez minutos, sin parar de remover, hasta que la consistencia es la de un detergente. No hace espuma, pero limpia y desengrasa perfectamente. De todos modos, ando en busca de recetas paralelas y alternativas y espero haceros un post sobre esto muy pronto. Ahora he probado una idea de Pinterest y he puesto pieles de cítricos a macerar con vinagre... El vinagre colado debería ser un excelente abrillantador, pero ya os contaré...

      Eliminar
  6. Me parece todo muy loable y factible (ehem), al ver la primera foto me entró un escalofrío pq yo también tengo demasiado cuerpo encima, y me propongo reducirlo pero ya (enero). En cuanto a reciclar y segunda vida, viviendo en este país se tiene muy presente, por ejemplo, entre amigas nos vendemos/regalamos la ropa que ya no le vale a los nanos o la donamos a Cáritas y similar. Y con todas las ideas que nos dais, queridas blogueras, no hay excusa para no reciclar ropa! Una de las cosas que más odio es tirar comida, así que intento comprar lo justo. Y productos bio (aunque no siempre es una garantía), regionales y con cabeza, nada de fresas en noviembre (¡¿para qué?!, me pregunto) o manzanas de Nueva Zelanda. Por lo visto hacer yogur casero está tirao, basta con tener una yogurtera (sí, otro trasto que hay que comprar y que gasta energía, pero al menos sabes lo que comes, que en los yogures meten de tó) y un yogur "base" para que las bacterias empiecen a procrear como locas, y ya está. Claro que os hartaréis de yogur. Yo me propongo en general sacudirme la pereza de encima, sin eso no hay propósitos que valgan, no? Y una vez energizada coser más, moverme más, ordenar antes de que los montones nos invadan... y corto y cierro que ya me entra el agobio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Ya te contaré si es factible. Lo de reducir el cuerpo me lo planteo cada año y siempre fracaso miserablemente, así que voy a no planteármelo, para variar, a ver si así hay más suerte. Claro, en Europa de verdad mis propósitos no tienen mucho sentido, porque ya se hacen muchas de esas cosas, pero aquí vamos un poco retrasados. Yo también me paso ropa con amigas y compañeras de la escuela, y también la dono cuando ya no hay nadie a quien pasársela. Pero creo que se puede mejorar en algunas cosas. El yogur quiero hacerlo sin yogurtera, con el calor residual del horno, que se ve que también se puede. Voy a limitar la cantidad de trastos al máximo, que apenas tenemos espacio en casa... Seguro que eso del orden lo conseguimos este año, ya verás!

      Eliminar
    2. Pues mira, eso del yogur al calorcito del horno no lo sabía yo, siempre se aprende algo. Lo que les pasa a nuestros kilos de más es que se encuentran muy agusto viviendo "chez nous", tendríamos que espantarlos de alguna manera, quizás dieta rigurosa de yogur made at home? ¡Besos!

      Eliminar
    3. Ah, tengo que investigar, pero sí, sí, he leído que se puede... Ya os contaré si me apaño o no. Claro, yo es que lo entiendo. Pudiendo vivir al calor de mi michelín izquierdo, ¿adónde van a ir esos kilos que me preocupan tanto? Si en ningún sitio mejor que aquí! Yo este año me lo tomo con calma, paso de preocuparme. Ya se irán... o no. Lo importante es que no traigan amigos.

      Eliminar
  7. Hola Paula, seguro que tienes éxito en tus propósitos, el hecho de plantearlos ya me parece un buen propósito. Es cierto que con la practica y la perseverancia se puede llegar muy lejos. Feliz año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año a ti también! Esperemos que sí podamos cumplirlos, o que por lo menos nos encaminemos y mejoremos algunas cosas, que de eso se trata... Por suerte el 2013 está nuevecito y podemos hacer con él lo que queramos. ¡Un besote!

      Eliminar

¡Cuéntanos algo!