Yogur

28 de enero de 2013


Hace días os conté que quería intentar hacer yogur casero. Y ya lo tenemos aquí!

Ishtar contaba la semana pasada en su blog que lo había hecho y a mí me entró la envidia me llegó la inspiración y decidí ponerme manos a la obra.

Ya van dos veces y me parece que a partir de ahora va a haber muchísimo yogur casero por aquí. A los tres pompones les ha encantado (y eso que al pompón friki no le gusta el yogur) y al pomelo y a mí también. Y no es tanto por ahorro (porque, la verdad, al precio que va el yogur no me voy a forrar haciendo botecitos de yogur natural) sino por el placer de hacer las cosas yo misma, de generar menos residuos y de saber exactamente qué es lo que comemos.


Primero guardé varios botecitos de yogur de cristal. Y luego investigué un montón por internet para saber cómo tenía que hacerlo. Encontré toda clase de tutoriales y recetas, pero os cuento por qué he elegido hacer la receta así:

  • Hay recetas que dicen que primero se tiene que llegar a 80 grados y luego bajar hasta 40. En principio eso es para pasteurizar la leche, pero la que compramos en el súper en brick ya viene pasteurizada, así que no hace falta. Pero si usáis leche fresca, sí que os aconsejo llevar la leche primero a 80 grados y dejarla enfriar hasta los 40 grados para empezar el proceso.
  • Hay recetas que dicen que hay que mantener el yogur calentito 24 horas. Yo probé con yogur de La Fageda y el yogur se hizo rápidamente, en cinco o seis horas. Luego lo hice con yogur Danone y tardé un poquitín más, pero creo que con 8-10 horas tenéis suficiente.
  • Yo le pongo un poquitín de nata para que sea más cremoso (y porque tenía nata abierta en la nevera), pero en principio no hace falta. Hay quien le pone leche en polvo, pero personalmente me parece que cuanto más natural, mejor.
  • Dicen por ahí que mejor no reutilizar el yogur casero indefinidamente para hacer más yogur porque se estropea. No le veo mucho la lógica, la verdad, pero ya os contaré qué pasa, porque en la nevera ya no nos queda ningún yogur comercial.
  • Pronto empezaré con pruebas de sabores y trocitos, ya os tendré informados.


Es un pelín más líquido que el yogur comercial, pero es muy, muy parecido de sabor. Se hace en un momento y se puede involucrar a los pompones, porque no hay peligro alguno. Y si, como nosotros, habéis instaurado un día de pizza semanal en casa, podéis aprovechar el mismo día para hacerlo y aprovechar el calor del horno.

Con nuestro consumo de yogur, esto es una maravilla. Ya no tenemos envases de plástico vacíos por todas partes, sino botecitos reutilizables. Creo que vale muuucho la pena intentarlo.


Ah, y por cierto, ¡ahí está! La puerta de mi armario de las cintas. Un par de capas de pintura de pizarra después, la estoy volviendo a utilizar para escribir mensajes y como atrezzo fotográfico.


Estoy planteándome pintarla por detrás con pintura magnética... Pero también le podría poner unos ganchos para colgar llaves o collares y pendientes. Mmm... Muchas posibilidades.

15 comentarios:

  1. Ja he conegut la-a. Divina de la muerte!!! Llàstima que estic en modo ahorro total!! Aquí també hem instaurat el dia de la pizaa. És els divendres, haurem d'afegir el dia del iogurt a continuació. Entenc que el forn queda apagat i és només mantenir-los amb l'escalfor residual.
    M'agraden molt les fotos d'avui. Necessito urgentment una porta com la teva!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oi que sí? Preciosa de cap a peus. T'ho compraries tot!

      Sí, sí, quan acabes de fer la pizza i tanques el forn, aprofites la calor que queda. Però l'has de deixar refredar una mica, perquè la calor forta no li va bé. Quan es refreda una mica, fiques el iogurt al forn i el deixes fer. Si es refreda massa, poses el forn a 50 graus i es va mantenint.

      Eliminar
  2. Yo también tengo que hacer yogur. Desde que me quedé embarazada, soy una máquina de comer yogures. Antes apenas comía. Los de la Fageda están ampliando capital gracias a mí... Tengo que pasarme al DIY también en yogures, porque lo amortizo seguro... Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, pues mira que es fácil... un momentín. Y quedan ricos, ricos. A mí no me gusta particularmente el yogur y me lo he zampado sin problemas. Ya me contarás. Besotes!

      Eliminar
  3. ¡Por fin están aquí! Y yo también, perdón por la campana de estos días (aprendo idiomas que es un gusto) pero he estado mala de acostarme. Veo que os han salido redondos, algún día me lanzo, aunque sean sólo para mi, la única yogurera fiel de la familia (a los demás les da por rachas). Solemos comprar leche fresca, pero no directamente de la ubre sino del super, creo que aquí también la pasteurizan, pq sino tendría que darle el subidón de los 80º, no? Oye, y qué invento lo de la tapa de la caja, ¡pensé que te habías ido a hacer las fotos a le bistró parisién! Los botecitos también una cucada, cómo te lo montas, Mari...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, qué sintonía, ¿no? Yo también pasé una semana fatal... Sí, si no es pasteurizada, subidón de temperatura. Jajajaja! Los botes son de Danone, ya ves qué cucada. Es el ángulo de la foto que hace que parezca más de lo que es ;^)

      Eliminar
  4. Qué rico, mi madre lo hace con la yogurtera y también está buenísimo. Estoy deseando que experimentes con distintos sabores y luego nos lo cuentes :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :^) Hombre, si tú tienes alguna receta, comparte, comparte. Yo os contaré todos mis progresos (y mis fracasos)

      Eliminar
    2. Nada, yo sólo conozco las que pusieron hace poco en Pequerecetas, pero no las hice :)

      Eliminar
    3. Bueno, pues investigo y os cuento, entonces...

      Eliminar
  5. Pues mira, le tengo yo ganas al yogur casero, que me encanta, pero las recetas que había encontrado me echaron por atrás por lo de mantener el calor... y si no en yogurtera, que ni tengo ni pienso tener. Me apunto la tuya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí siempre me había parecido una súper ciencia (calor, mantitas, gente que forraba cajas con porexpán), pero realmente no es tan difícil, más bien es muy fácil. Yo estoy bastante encantada con el resultado, así que te animo!

      Eliminar
  6. Em sembla genial, estás fent realitat les propostes d´aquest any. M'apunto la recepta del iogurt per fer-los el dia que toca pizza (a casa meva un cop a la setmana) y així aprofitem la calor del forn. Ei, la tapa està quedant molt bé, el color m`encanta. Una abraçada i bon cap de setmana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Val molt la pena... I després et serveixen de base per a qualsevol cosa! Un petó!

      Eliminar

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs