Esos días

6 de marzo de 2013


No sé si os pasa a veces que tenéis un día en el que no servís para nada. Un día de esos en los que después de muchos días de eficiencia extrema, de trabajar un montón, adelantar y controlar muchos temas, de repente notáis que os cuesta avanzar, que las cosas se vuelven muy lentas y que por mucho que os esforcéis, no hay manera, no os podéis concentrar.

A mí me pasa muy a menudo. No sé cómo llamar a esos días, aunque coloquialmente en casa nos referimos a ellos como "días perros" o incluso "días inútiles". Son esos días en los que a las seis de la tarde miras la pantalla del ordenador y te quieres morir de lo poco que has conseguido hacer en ocho horas.

Es una plaga en todos los trabajos, pero particularmente en los trabajos creativos. Que sí, que ya os veo y es casi como si os escuchara decir: "Oye, que tú eres traductora, que eso no cuela." Pero aunque os parezca mentira, ser traductor es un trabajo muy creativo, que implica muchísimo desgaste mental. Que no es pasar una palabra de un idioma a otro, sino entender, analizar y adaptar. De verdad. O al menos me gusta creerlo para poder justificar esos períodos de desconexión total de mi cerebro.


¿Y qué podemos hacer cuando tenemos un día perro? Pues... disfrutarlo. Sí, sí, disfrutarlo.

Pensadlo bien. Vuestro cerebro tiene la amabilidad de informaros de que ese día no va a estar al cien por cien. Ni siquiera al 50%. Ese día va a funcionar más bien al 20% y en piloto automático. Y os lo deja bien claro desde primera hora, cuando intentáis contestar a un correo electrónico y tardáis quince minutos en redactarlo.

El cerebro dice que basta. Que ya está, que lleva muchas horas y muchos días sin parar y que se declara en huelga. Que os informará puntualmente del hambre, el sueño y de la hora que es, pero que no le pidáis más. Así que hacedle caso, no le pidáis más.


Es el día perfecto para hacer una pausa para el café bien larga. El día perfecto para hacer listas de lo que haréis a partir de mañana. El día perfecto para ordenar vuestro lugar de trabajo, archivar u organizar, o cualquier otra tarea mecánica. Y si sois autónomos como yours truly (o tenéis un trabajo guay que os lo permite), es el día perfecto para hacer cualquier cosa que no sea vuestro trabajo. Una receta nueva, un proyecto de costura, unas cuantas vueltas de ganchillo o de punto, unas fotos... Lo que sea que para vuestro cerebro sea refrescante y diferente. Lo que sea que os aleje de lo que le ha causado a vuestro cerebro esa sobrecarga.

Pero id más allá. Disfrutadlo de verdad y sin sentiros culpables. Si el cerebro dice basta es porque habéis estado trabajando bien y mucho. Es porque habéis invertido más recursos de los debidos los días anteriores. No os va a servir de nada sentiros culpables y obligaros a intentar acabar un montón de cosas mientras miráis el reloj y os autoflageláis por la cantidad de cosas que tenéis que hacer.


Pensad que esos días inútiles recargan vuestro cerebro, le dan vida a las neuronas y os ayudan a tener muchos otros días ocurrentes, eficientes y brillantes. Pensad que igual que cuando os preparáis para una maratón (esto a mí me lo han contado, ¿eh?) los músculos necesitan días de inactividad o actividad suave para descansar y recuperarse, vuestro cerebro os agradecerá una desconexión parcial de vez en cuando, con actividades diferentes a las habituales. Pensad que un día inútil no es en realidad inútil, sino necesario para vuestra salud.

Vuestro cerebro es listo y, al igual que vuestro cuerpo, os  marca el ritmo y el camino a seguir. Os puede parecer que justo hoy no es el mejor momento para la desconexión cerebril. Os puede parecer que es una desgracia, que es un gran obstáculo, pero no lo es. Es una oportunidad para hacer otras cosas y darle a vuestro cerebro el alimento y el estímulo que necesita. Como dice una canción que me encanta: "No creas que estoy huyendo si me ves retroceder, espera, que estoy cogiendo carrera". Vuestro cerebro da un paso atrás para dar un salto más grande mañana.

Así que apagad la pantalla, preparaos un té y disfrutad de ese día perro. Que os lo merecéis. Seguro.

Post patrocinado por mi día perro de hoy. Ya me siento mejor.

24 comentarios:

  1. Pues llevo ya varios días de esos, y es que la lluvia y los días grises acompañan, me da pereza levantarme de la silla después de comer, todo patas arriba, tengo dos nuevos elementos decorativos en la casa, uno en la cocina, en mitad de ella mi lavadora-secadora que se ve que también tiene un día perro, vamos que no seca, rota, a la espera que el hombre de la casa se meta a pedir piezas y arreglarla, mientras tanto el otro elementos está en el salón, el tenderete con toooda la ropa que mi secadoraperruna no quiere secar, a disfrutar sí señor!!
    Besos guapa (se nota que he pillado ordenador para escribirte verdad)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buf, sí, estos días de lluvia ayudan mucho!! Y además cuando una cosa falla, parece una cadena, empieza a fallar todo (como la lavadora-secadora). Nada, que son cosas que pasan, que necesitas tumbarte en el sofá, descansar y pensar en tus próximos proyectos (y en los jabones de caléndula que me vas a hacer ya mismo...) Te escribo y comentamos!

      Eliminar
  2. Uf, últimament tinc molts dies d'aquests. Però estic d'acord amb tu, el nostre cos ens avisa i cal parar. Total en aquests dies no surt mai res bé. Ahir vaig dedicar-me a esperar que el café es fes sol sense encendre la cafetera i desprès dedicar-me a mirar com el microones girava sol sense res a dins. I el café amb llet fora mirant-me i fent-me pam i pipa. I sí, ser traductor desgasta molt. Firmat una traductora en letargia com els antics espies. Una abraçada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :^D M'encanta la imatge del microones buit i tu al costat mirant-ho :^D

      Jo he arribat a la conclusió de que si vull que les coses vagin bé haig de funcionar AMB el meu cos-cervell i no contra ell. Així que em deixo portar i el dia que no dono per més (com avui), senzillament m'ho prenc amb calma i baixo el ritme.

      Eliminar
  3. Necessito com l'aigua un dia de descans absolut, però de moment, és impossible. Hauré d'esperar a dissabte.Em fa mal tot!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo també. No et preocupis, que sempre arriba dissabte, diumenge o una grip d'aquelles que et deixa planxada uns dies per obligar-te a recuperar. Ànims que ja queda menys!

      Eliminar
  4. Bueno, tú NO escribiste todo esto en un día de esos, no? Pero oye, dime una cosa: ¿y cuando esos períodos de inactividad te vienen después de días no precisamente activos, eh, eh? ¿Falta de hierro, la tiroides, o vaga que es una? Ay, madre. Aquí siempre tengo la excusa de la falta de sol: después de semanas o meses sin verlo (no exagero, creedme) digo yo que la falta de vitamina D también influirá...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que sí! Lo escribí mientras buscaba una excusa para no traducir la película de amor adolescente en la que estaba metida... Y bueno, a veces encadenas más de un día de estos. Por ejemplo, hoy no estoy mucho más trabajadora que ayer y llevo casi dos horas para subtitular un corto de cinco minutos que me parece infumable...

      La excusa que te sirva buena es. Yo creo que el sol influye. Aquí también lleva lloviendo muchos días y no tengo ganas de nada :^D Y si no, el frío. La anemia, como dices tú. El desorden que no te deja ni empezar. La falta de sueño. ¿La regla?

      Eliminar
  5. Lo tendré en cuenta, tengo demasiados días de esos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, siempre pasa... pero seguro que tienes otros días en los que haces mil cosas, ¿verdad?

      Eliminar
  6. Totalment d'acord!! Si estàs en un d'aquells dies busca'm sisplau les fotos que et vaig demanar que la pròxima vegada que em passi faré àlbum!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me'n recordo ni quines fotos eren... A partir de quan?

      Eliminar
  7. pero avui ha sortit el sol, xipiron!!!

    i sembla que m'hagi xutat algo :-)

    jijiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aix, ja era hora... He començat a fer planter i a netejar el balcó... per preparar-me per la compostadora. Aix. Vull un jardí.

      Eliminar
  8. M'agradat molt aquesta entrada, jo tinc molts dies d'aquest i ara amb aquesta panxota ja es la repera, com em costa seguir en ritme. Tu vols fer milers de coses pero ni el teu cos ni el teu cap van en el mateix sentit de la marxa...
    Una abraçada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. És cert, vols i vols, però no pots. Així que s'ha de deixar de voler ;^) i gaudir de no fer res o d'anar a un ritme molt més baix. I més amb panxota!! Que et mimin i prou...

      Eliminar
  9. Yo los llamo "días de desconexión por sobrecarga" porque es lo que viene después de un periodo X (pueden ser dos días o un mes) de ir a tope y forzar el cuerpo y la mente por un objetivo.
    De hecho, la semana que viene es probable que tenga uno o dos de esos días tras dos meses MUY bestias. Y ahora la verdad es que me voy a sentir menos culpable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro que sí, hija mía, con lo que tú llegas a trabajar! Yo antes me sentía muy, muy culpable, pero con el tiempo he aprendido a reconocer que realmente hay veces que no te puedes pedir más a ti misma. ¡Y no hay que hacerlo! Así que esos días coso sin sentirme culpable, preparo un bol lleno de fresas con azúcar y zumo de limón, miro por la ventana, acaricio al gato... ¡Vivan los días perros!

      Eliminar
    2. ¡Vivaaaaaaaaaaan!
      (Fresas con azúcar y zumo de limón/naranja <33333)

      Eliminar
  10. Ei,fent repàs de totes les entrades els divendres, perquè en tota la setmana vaig de cul, i em trobo amb aquesta. A casa meva d'aquests dies en diem que "ens ha agafat una pájara", però si acostumen a passar fora de casa, intentem passar el dia com podem! i per mi no hi ha res com una bona cura de son. Aquests dies acostumo a anar a dormir ben d' hora, i demà serà un altre dia! Una abraçada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aix... És cert... No hi ha res com dormir o com a mínim estirar-nos al sofà a no fer res.

      Eliminar

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs