El conejo de Pascua

2 de abril de 2013



Hace un par de años empezó a pasar por aquí el conejo de Pascua. Dejó unas chocolatinas en el balcón, entre las plantas y a los pompones les hizo tanta ilusión que volvió a pasar el año siguiente. Y este año ha vuelto a estar por aquí. Pasó durante la noche y escondió montones de caramelos y chocolatinas por todas partes. ¡Se atrevió incluso a entrar en casa!



Como todos los años, preparamos una cesta para guardar nuestro botín. Esta vez la hicimos de papel (papel grueso, tirando a cartulina) trenzado a modo de bandejita. Una solución un poco de estar por casa, pero que nos tuvo a todos muy entretenidos.




Y este año invitamos a Leire. Como soy su madrina, tenía que hacerle una mona, pero como del chocolate ya se encargaba el conejito, decidí coserle una bolsa con orejitas para buscar caramelos y meterle dentro un huevo muy, muy grande.


El patrón de la bolsa es de la Burda de marzo (y con esto cumplo un mes del reto de La inglesita, ya solo me faltan enero, febrero y abril) y tengo que admitir que metí la pata en todo lo que pude y acabé arreglándolo a mi manera... es decir, de cualquier manera. Así que el patrón en realidad es casi mío y los acabados son... originales. Pero creo que quedó bastante bonita y a mi ahijada le gustó.


¿Ha pasado el conejito por vuestras casas? ¿Tenéis otra tradición que os hayáis inventado o que exista en vuestra familia desde siempre?

26 comentarios:

  1. Yo antes de venir aquí no sabía ni quién era el conejo de Pascua, y me limitaba a regalar un huevazo de chocolate lleno de huevitos. Ahora, que en el norte... con deciros que mi hija duda de la existencia de papá Noel pero NO de la del conejo, os lo digo todo!!! Y no sólo deja el jardín lleno de chocolates varios (este año entre la nieve) cuyos restos encontramos hasta en junio, sino que trae un regalito por niño que también suele estar escondido. Otra tradición es la de pintar huevos, los valientes vacían huevos crudos y hala, a hacer malabarismos para no romperlos, yo los cuezo primero que no soy masoca. ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo al final me he dejado colonizar, porque hace unos años tampoco sabía quién era. Pero me hace muchísima gracia que aparezca y deje chocolate por todas partes, me cae genial. ¿Y un regalito? Ostras, le voy a escribir una carta a ver si el año que viene se porta y lo trae también aquí...

      Lo de los huevos hace años que lo pienso (cocidos, of course, que mis tres pompones tienen muchas virtudes, pero la delicadeza no está entre ellas) pero no me atrevo. Ahora cuando te hagas el blog nos cuentas cómo se hace y el año que viene me lanzo...

      Eliminar
  2. Yo no soy mucho de Pascua, algún conejo de chocolate, algún huevo de chocolate... Mis padrinos no son asturianos, así que no celebramos la tradición local (se les lleva el ramo a los padrinos y éstos te dan la pegarata, que bien puede ser una bolla -dulce-, un roscón de Pascua, un bicho de chocolate de estos que hay en las confiterías, o dinero, según vas creciendo. La tradición manda que hasta que uno se casa)... Y siempre me acaba pillando el toro, pero si me paso por el Lidl pillo algún huevo de chocolate alemán, que me pirran, jaja.

    El bolso de tu ahijada me encanta. Wenos días

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, el chocolate del Lidl es espectacular. Yo también paso por ahí a comprar de vez en cuando y para Pascua siempre tienen mil cosas. Nosotros también tenemos tradición de pastel y figura de chocolate que hacemos los padrinos, pero como cada vez la cosa se vuelve más modernosa, los padrinos empiezan a preparar las monas ellos mismos. Me encanta que la tradición dure hasta que te casas. Aquí los padrinos llega una edad que ya regalan dinero o algo así, pero de una manera más aséptica, y para mí pierde parte de la magia, ¿no?

      Eliminar
    2. Por supuesto.

      Por cierto, hoy es la fiesta de los Güevos Pintos en La Pola Siero (declarada de interés turístico): es una pasada, hay huevos hasta de avestruz, de patchwork... imaginación al poder. Los pintan y flipax, verdaderas obras de arte; unos vacíos otros cocidos...

      Eliminar
    3. Jo, pues eso hay que ir a verlo! Me lo apunto para otro año...

      Eliminar
  3. Qué divertido!! yo también quiero que el conejo pase por mi casa y deje chocolate!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira que es fácil... le abres la ventana y ya está. En casa pasó de repente un buen día y ahora viene todos los años.

      Eliminar
  4. Me gusta la idea, suena muy divertido.
    En casa no ha venido nunca el conejo de Pascua. Decoramos huevos, hacemos la mona y nos la comemos, que es la mejor parte.
    Me encanta la bolsita, creo que le voy a hacer una a mi princesa.
    M

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es otro de esos momentos del año en los que te despiertan los gritos de los pompones: "Ha pasado!" como los Reyes. Yo lo de los huevos no lo he hecho nunca, pero me voy a lanzar pronto. Y sí, comérselo todo es la mejor parte, aunque normalmente tenemos chocolate para varios meses...

      Si le haces una a tu princesa, casi que no me la enseñes, porque la vas a mejorar tanto, tanto que no sé si lo voy a poder soportar :^) No, es broma, enséñamela, a ver si se me pega algo.

      Eliminar
  5. Ay, qué despiste! Se me olvidó decirte que no sé qué fallos tiene pero la bolsa conejil te ha quedado de lo más mona, con esa tela... y esas orejas... y esa carita... y las cestas también, a mis niños les tocó hacerlas hace tiempo en el cole y es un currele pero quedaron muy aparentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmm... Es que soy buena fotógrafa. La carita un poco peque y me equivoqué con el número de piezas, con la forma de las piezas... con todo. Es que creo que doy para más y resulta que no.

      Lo de las cestas fue una idea last minute porque no había preparado nada y el conejo iba a pasar sí o sí...

      Eliminar
  6. Aunque miarido,catalán,creció con la mona,en casa no seguimos la tradición,entre otras cosas porque mi hija no tiene padrinos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y qué hacéis estos días, Lola? ¿Tenéis alguna tradición?

      Eliminar
    2. Pues nos tiramos a la calle!Jajajaja aqui en semana santa,pues a ver pasos,yo no muchos,se me pasó hace tiempo la fiebre semanasantera,pero con la peque este ano,todo el dia en la calle,con amigos y viendo pasos.Y el lunes vuelta a la normalidad,que aquí no tenemos fiesta

      Eliminar
    3. Ah, claro, eso sí... Y después de ver los pasos unas tapitas, ¿no? Envidia de la mala...

      Eliminar
  7. Y la bolsa genial,las telas me pirran,de dónde son?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La blanca es una funda para el nórdico de IKEA. Era de dos plazas, así que la he usado para un par de proyectos, pero me sigue quedando un montón. La roja la compré en la tienda de telas de Sabadell, que se llama La Baixada. Es una tela de patchwork.

      Eliminar
    2. San IKEA!cualquiera diría y las telas de patchwork es que son preciosas todas

      Eliminar
    3. Es que las telas más o menos, pero las fundas de nórdico y las sábanas que tienen son brutales... Y hay muchísima variedad. Las lonetas están más vistas, eso sí.

      Eliminar
  8. A casa aquest any ja no ha passat, però com saps, hem inventat la monadonut!! jjjjj Petons

    ResponderEliminar
  9. Muy buena idea !!! nosotros hacemos un mix, por un lado huevos de Pascuas, y por otro compramos una familia conejo y los escondemos. Y adoptamos la tradición de la mona que nos encanta, el primer año la compré, ahora la hacemos en casa y es mucho más divertida y económica !!

    Ciao!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre mucho mejor hacer la mona en casa. Y más rica. Y más divertida.

      Yo hace años que quiero hacer unos huevos como los de cuando yo era peque, decorados con glasa... A lo mejor el año que viene!

      Eliminar
  10. Ho sento, m'estic posant al dia, perquè he desconectat una mica-bastant per Pascua. Em poso una mica nostàlgica, quan veig la il.lusió de la teva colla! Els meus ja comencen a passar de la història, així que jo vaig disfrutar del meu tall de mona, i de l'ou de xocolata..... ja tornaràn quan els hi passi l'edat del pavo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M'alegra que hagis desconnectat, per això estan els dies de festa!!! Sí, encara els hi fa il·lusió, però no sé si aguantaran gaire. Jo és que intento que tot els duri molt, que trobo que de seguida es fan grans! I de moment aquí perduren i aguanten totes les tradicions i no hi ha grans dubtes sobre res...

      Eliminar

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs