Arco de PVC - última actividad de la biblioteca

29 de julio de 2013



Todo lo bueno se acaba, y el viernes fue el último día de actividades de la biblio. Solo nos quedaba la de Calvin y Hobbes y la verdad es que fue una actividad rápida y chula. Eso sí, hizo falta mucha, mucha práctica para disparar, pero el pompón peque lo pilló enseguida y fue dando consejos a los demás con esa chulería que lo caracteriza...

Lo que recibimos (y no hay foto, lo siento, el viernes fue un día de locos) fueron cinco tuberías de PVC de unos 80 centímetros de largo con una muesca en cada punta, cuerda de plástico, un trozo de espuma que casaba perfectamente con la tubería para hacer la agarradera, unas bridas para fijarla que luego no usamos y un montón de palitos (más gruesos que una brocheta) con diversas piezas de porexpán para hacer las flechas.


Yo creo que la idea de la biblio salió de este post de Skip to my Lou (¿seguirán mi Pinterest en la biblioteca?) que como veis explica perfectamente y paso a paso cómo hay que hacer el arco... De las flechas no dice nada, pero improvisamos y acabamos por darnos cuenta de que es una cuestión de práctica y estilo de tiro, no tiene mucho que ver con la base de las flechas... así que acabamos usando los palitos sin nada más.


Básicamente, pusimos la espuma en el tubo, a media altura, cortamos un trozo de cuerda más corto que la tubería de PVC, le hicimos un nudo en cada punta y la  encajamos con cuidado en la muesca de cada extremo del tubo. Lo reforzamos con cinta aislante y ya está.

Luego solo tuvimos que preparar las flechas y correr por todo el pueblo intentando lanzar.


Por la tarde tuvimos un invitado especial, un pajarillo al que le faltaban un par de plumas en un ala y no podía volar del todo bien... Lo cuidamos, lo alimentamos, lo acariciamos y lo agobiamos hasta que estuvo más fuerte y se fue. Me encantan estas cosas típicas, típicas del verano!


8 comentarios:

  1. eres una crack Paula, yo en otra vida quiero ser hija tuya, jijiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjaa! Te adoptamos ahora mismo! No hace falta esperar a otra vida :^)

      Eliminar
  2. Me encantan las vacaciones (y la vida) de pueblo ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy más de pequeñas dosis, necesito un poco de follón de ciudad... pero cuando voy lo disfruto un montón. Perdidos, sin prisa, los días duran más horas!

      Eliminar
  3. Que pasada que la biblioteca organice actividades tan chulas y divertidas.
    Seguro que tus pompones ayudaron mucho a ese pajarito, son esas experiencias q te regalan las vacaciones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es "la biblioteca" :^)

      Sí, ellos intentaron ayudarlo, aunque creo que casi lo matan de miedo :^) pero de eso se trata, ¿no? De poder vivir cosas que normalmente no vivirías!

      Eliminar
  4. Muy chulo el arco y muy tierno el pajaroto! Pero oye... ¿no perdería las plumas por culpa de alguna flecha perdida ;)? Igual, lo importante es que lo curaran, aunque es verdad que son todos muy miedosos (los pájaros, digo), nosotros también los rescatamos a menudo (se dan cada leche contra las ventanas, los pobres...) y como "recompensa" se nos cagan de miedo, literalmente. Pero así aprendemos a ser delicados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! No, creo que al pobre se lo comían los parásitos. Le sacamos unas arañas bastante asquerosas, carnosas... no las había visto nunca. Parecían Space Invaders, de verdad. Lástima que el asquito y la rapidez con la que se movían nos impidiera sacar fotos, porque eran rarísimos. Este no se cagó, pero yo tuve mis dudas, así que dejé que lo cogieran los pompones para ahorrarme la mancha en las manos :^D Mala madre...

      Eliminar

¡Cuéntanos algo!