Kids Clothes Week

22 de julio de 2013


La verdad es que siempre que uno planifica algo, sale mal. O no sale. O tiene tanto trabajo que se queda con los ojos pelados enganchados al ordenador mientras la máquina de coser chilla y se queja. O tiene a los niños de colonias y se dedica a hacer todas las comidas del día fuera de casa, a dormir poco, a salir mucho, a ver a amigos que hace tiempo que no ve...

Y normalmente el plan era algo guay, como la Kids Clothes Week. Y uno se había gastado una cantidad indecente de dinero en tela para pantalones, camisetas y vestidos. Y en un par de patrones.

Que conste que a mí me lo han contado.

Pero entre tanto estrés y tanta buena vida, y entre bocado y bocado de los tres kilos que he engordado no entiendo muy bien cómo, he podido hacer unos pantalones. En realidad dos, porque he hecho unos para la pompona y otros para Leire, porque las dos se quieren y se adoran y la peque imita a la mayor y a la mayor le encanta ser el objeto de admiración de la peque.


Estoy MUY orgullosa, porque el patrón lo saqué yo a partir de unos pantalones que una de las abuelas pomponas nos había regalado. Vale, bueno, quizás debería admitir que antes hice una prueba totalmente "no ponible" con forma de herradura de caballo y tan ajustada en la parte inferior de las piernas que no eran ni pitillo, eran directamente palillo. Y en casa nadie podría describirse como palillo. ¿Cómo son los pompones, al fin y al cabo? Pues eso, redondos, esféricos...

Pero bueno, finalmente, tras pelearme un poco con el patrón y decidir que a partir de ahora TODOS mis patrones los voy a hacer en tela porque el papel de seda y yo tenemos una relación un tanto tormentosa, conseguí hacer una cosa que a mí me parece gloriosa. Gloriosa porque como hay tanta tela, es tan grande y tiene tanta caída, no podéis ver ninguna de las grandes meteduras de pata que hice, ninguna de las costuras torcidas, ninguno de los pegotes de hilo. Ni podéis ver mi relación aún más tormentosa con los fruncidos. Con tanta tela solo veis las rayas y los colores y pensáis: "Pero mira qué apañada". Y a mí ya me va bien así.


Eso sí, cuadré todas las líneas. Toditas. Solo hay tres costuras, pero están perfectas, incluso la inferior. ¿A que molo?


La tela es un retal que compramos en La casa del retal, mi nueva tienda favorita de tela, porque tenían tela de sudadera y tela de puños en mil colores. Y una lycra muy chula con la que mi amiga Ainara me va a enseñar a hacerme un bañador. Y me trataron genial. La cintura y los puños de las piernas (¿cómo se dice "puños de las piernas"? ¿tobilleras? ¿puños de los tobillos? ¿pieza del final de los pantalones?) los hice con tela de puños, porque los elásticos y yo también tenemos una relación tormentosa. (Me estoy dando cuenta de que tengo relaciones tormentosas por todas partes. ¿Será culpa mía?)

En fin, en eso prácticamente se ha quedado mi relación con el Kids Clothes Week. Aunque también le he hecho al pompón friki unos pantalones cortos con el patrón de Dana y sus instrucciones para los racer shorts.


Y sí, por si lo estáis pensando y no os atrevéis a decirlo, ya lo digo yo, las fotos son espantosas. Pero es que dejaba al pompón en las colonias y me di cuenta de que no había sacado fotos de ninguna parte del proceso e improvisé con el móvil. Y la verdad es que esto no hay filtro de Instagram que lo arregle.

Y también sí, el pompón es casi del Bayern de Múnich. Es una larga historia que se basa en el espíritu de contraducción del pompón friki (que es del Baskonia, del Chelsea, del Bayern...) y ya os la explicaré otro día, cuando la haya entendido.

14 comentarios:

  1. jjjjjj Mira qué apañadita!!! Felicitats, genia!!

    ResponderEliminar
  2. Mucho mérito eso de casar rayas, que lo sé, lo he vivido en mis propias cannes y casi me dejo los ojos en el intento (eran finísimas y un profano no notaría el desparejamiento, pero yo no vería otra cosa)! Muy bien, señorita. Y hablando de kilos... ¿puede alguien decirme por qué sigo arrastrando los dos que adquirí por tu tierra el año pasado y por qué he echado sobre ellos otros dos italianos (no me extraña, 15 días cenando principalmente pasta y carne...)? Que a mis edades es misión imposible quitárselos de encimaaaa!! En fin, te acompaño en el sufrimiento (y que nos quiten lo bailao/lo comío). Bon apetit.

    P.D. No sé yo si me molais furbolísticamente hablando, no sólo el Barcelona sino también el Bayern!!! Preséntale a tu retoño al Hannover 96, entonces a original no le ganaría nadie...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevaba media hora casando rayas en la entrepierna cuando me di cuenta de que me había decalado y tuve que volver a empezar. Pero bueno, al final, más o menos, quedó apañado.

      Y es que, hija, a Italia la carga el diablo! Con esas pastas y esas cremas y esos helados... Pero bueno, ¿y los formosas que nos hemos quedado? ¿Y lo que han disfrutado nuestras papilas gustativas?

      Hija, qué le vamos a hacer. El pompón friki es así, friki. También le gusta Brasil y mira que en casa vamos siempre todos con Uruguay... Pero bueno, es que estuvimos en el Allianz...

      Eliminar
  3. Doncs sí, moles molt! :) M'agrada tot, però els pantalons taronja els trobo moníssims!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ai, moltes gràcies! Han quedat resultons, sí! Ja em veig fent-ne tota una col·lecció ara que li he pillat el truc :^)

      Eliminar
  4. Apañadita, apañadita :-) nena jo no vull ni pensar què faràs quan tinguis temps de veritat. Són xulíssims! I bé noia, això dels quilos jo n'arrossego tres també, comencen a ser la marca Sònia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M'acabo de fotre un bon tros de xocolata... després em preguntaré per què el cul va creixent...

      Eliminar
    2. ja,ja, sí a mi també em passa i desprès començo a fer números: gelat, cervesa ;-) Un petonàs

      Eliminar
    3. El tros de fuet de l'esmorzar, la Coca-Cola de l'aperitiu, el geladet de la passejada de la Rambla...

      Eliminar
  5. Ahora que no tengo yo tiempo y estoy desconectada vas tú y te pones a producir... Me encantan los pantalones!! Me gustan los "cagaos" y me encanta la tela, los colores... Yo también quiero!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He estado valorando si me hago unos para mí. Son chulos, ¿no? Y deben de ser cómodos... Ya te contaré.

      Eliminar
    2. Cómodos no, lo siguiente. Háztelos, que sobre todo para el verano están genial...

      Eliminar
    3. Con el culo que tengo no sé yo si son lo más adecuado... pero lo intentaré.

      Eliminar

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs