Medallones de madera

21 de noviembre de 2013


Parece que no acabo de estar del todo, pero es que están pasando cosas. Muchas. Y ando un poco... como gallina sin cabeza, que es una expresión que siempre me ha encantado. Pero bueno, ya os dije que os echaba de menos y no quería que pasaran más días, que luego se me acumulan las cosas y me siento la peor bloguera del mundo. Porque ayer me habría encantado soltaros un largo rollo sobre el día del niño. Me lo fui contando a mí misma mientras cocinaba a mediodía, mientras hacíamos manualidades por la tarde... y luego por la noche me enganché y vi tres o cuatro capítulos de New Girl (no me preguntéis, creo que la encuentro una serie fascinante por la cantidad de vergüenza ajena que me puede llegar a generar) y me fui a dormir.

Pero aquí estoy, con el firme propósito de pillar el ritmo y de poneros al día. De hecho pensé en hacer únicamente un post de recapitulación para contaros novedades, pero luego pensé que podía incluir también un mini DIY para hacer con los niños, antes de que el blog quede totalmente navideñizado, cosa que va a pasar en 3, 2, 1...

Porque resulta que ya hemos puesto el árbol de Navidad. Sí. El fin de semana sacamos toooodos nuestros adornos y dedicamos un par de horas a colgarlos por todo el comedor. Y ahora estoy coqueteando con la idea de hacer galletas de jengibre o zumo de manzana caliente para llenar la casa de olor a Navidad, que es uno de los mejores olores que hay, ¿no?

Dejad de criticarme a la de ya, porque este año tenemos un buen motivo para adelantar la Navidad. Normalmente todas estas actividades empiezan en casa el primer fin de semana de diciembre o el último de noviembre, para que el calendario de adviento esté listo y colgado el día 1. Pero este año... resulta que tenemos un regalo para toda la familia. Un regalo que implica aviones, jet lag y ropa de verano. Porque cruzamos el charco y nos vamos a ver a toda la gente que queremos y que está en la otra punta del mundo. Así que vamos a tener una Navidad muy diferente, sin nuestro árbol y sin algunas de nuestras tradiciones. Y por eso hemos decidido vivir las demás a tope y adelantarlas un poco. Para que siga habiendo calendario de adviento y sigamos dedicando tiempo a hacer manualidades y a estar juntos. Por eso ya es Navidad en Casa Pompón (nombre que le debemos a Cannnela y que hemos adoptado oficialmente).

Además, este año y justo antes de tomar el avión, el pomelo cumple la cifra mágica, la de la midlife crisis, el gran 4. Dice que lo lleva muy bien pero, entre nosotros, la cantidad de ejercicio que llega a hacer no sé si indica otra cosa ;^) Ya nos estamos preparando para medias ironmans y cosas similares. Sí, plural mayestático, yo me estoy preparando para llevarle las maletas y hacerle fotos en la línea de meta. Cosa que solo ocurrirá, mind you, si se decide a hacer lo que me promete desde hace tiempo: apuntarse a carreras en diferentes partes del mundo. Turismo deportivo o algo así.

Anyway, que me voy por las ramas, la cuestión es que cambia de década y eso, evidentemente, requiere una celebración que esté a la altura, por eso ando también un poco desquiciada preparándolo todo y mordiéndome las uñas por no poder pedirle consejo.

Pero bueno, cuando me entra la desesperación solo tengo que cerrar los ojos y pensar que muy pronto estaré (literalmente) en la playa. Y comprando la mejor lana del mundo.

Mientras me maldecís y me insultáis entre dientes (como si os viera) os cuento en que consiste la manualidad que os traigo hoy.

Compré un pirograbador el Cultura. Sí, no sé, vi el pirograbador y pensé en las miles de posibilidades que me abría un aparato como ese. Y era barato. Y lo compré. Y la verdad es que estuvo un par de meses en una bolsa de tela que me regaló mi profe y amiga Pilar que dice "Keep calm and carry on". Que ya sé que está sobado, pero creo que aplica tan perfectamente a mi vida que debería hacerme un tatuaje. Bien, la cuestión es que luego compré unos discos de madera con la intención de hacer algún memory o unas fichas con letras o algo así para los pompones. Y después solo fue cuestión de unir los puntos, que a veces me cuesta, pero esta vez solo fue cuestión de un par de semanas.

Necesitáis:


Ojo, porque el pirograbador quema MUCHO. Hay que usarlo con cuidado. Si tenéis pompones peques, mejor usar maderas más grandes, que puedan coger sin problema.

Lo primero es dibujar nuestro diseño con lápiz encima del soporte de madera que vamos a grabar. Mejor si son diseños sencillos y con pocas curvas, ya que luego les resulta más fácil deslizar el pirograbador.

Una vez tenemos los dibujos más o menos decididos, elegimos una punta, conectamos el pirograbador, esperamos que se caliente bien y empezamos a dibujar. Nosotros usamos la punta "de caligrafía" que se desliza muy bien en un ángulo de 45º, más o menos. Aunque también hicimos algunos dibujos a base de puntos.

Hay que tener paciencia para conseguir líneas o puntos similares en amplitud y profundidad, pero al cabo de un rato le habréis pillado el truco. Yo hice que los pompones movieran siempre el pirograbador desde los dedos hacia fuera, para que ningún movimiento brusco de última hora les achicharrara un dedo. Y no hubo quemaduras notables, algún roce del pompón friki, pero poca cosa.

Cuando ya tenemos los dibujos grabados solo hace falta coger la barrena y hacer un agujero para pasar un hilo. La barrena funciona como un sacacorchos, solo hay que apretar y girar. Lleva su tiempo, pero es divertido y un recordatorio de que hay muchísimas cosas que se pueden hacer a mano (con bastante más esfuerzo, eso sí) en lugar de recurrir a aparatos eléctricos (como un taladro, que nos habría ahorrado algunas agujetas).


Y ya está, tenéis unos medallones de madera muy chulos que podéis complicar o simplificar todo lo que queráis. Podéis incluso tallar nombres y usarlos como identificadores para regalos o para copas en una fiesta. O podéis ponerlos en la cremallera de un estuche, o hacer dos agujeros en medio del medallón y usarlos como botón en vuestra próxima chaqueta de punto.

Y ahora viene la parte de los tuneos... Yo usé pirograbador (los hay en Abacus y si no, en Amazon tenéis este que está muy bien de precio), pero podéis darle más vueltas a la idea. Por ejemplo, podéis hacerlos con rotuladores permanentes. O tallar con un clavo y un martillo. El agujero se hace con barrena (o con taladro), pero si no tenéis ni una cosa ni la otra podéis clavar uno de esos clavos en forma de U o V en la parte superior del medallón, o grapar un hilo por la parte trasera. Hay mil posibilidades y es una manualidad chula porque el soporte no es el habitual, así que a los pompones les llama muchísimo la atención.


Y nada, eso, ya os he puesto al día un ratito, nos hemos tomado un café virtual. Ahora os toca a vosotros contarme qué planes tenéis para las fiestas y qué os apetece hacer estos días. Y si tenéis alguna manualidad o actividad navideña de esas infalibles, también soy toda oídos.

19 comentarios:

  1. Bueno, con esta entrada te has desquitado! ¿Tenías mala conciencia? Jeje, es broma, encantada de leerte. Oye, no sólo nuestros niños cumplen los años parecido sino que puede que tu pomelo y yo: ¿también es Sagitario? Pero él es de los deportistas, ese rasgo no lo he sacado, por desgracia (aunque poco antes de cumplir los 40 me apunté a un gimnasio... ¿te suena?). Dile que no se agobie que no es para tanto. O sí, que se agobie y que te lleve por el mundo a dejar constancia fotográfica de sus hazañas aironmanescas! En cuanto al espíritu navideño, ya te hacía yo más alemana que los alemanes, que empiezan religiosamente por estas fechas má o meno. Pero al contarme lo de vuestro viaje lo he entendido. Pues hala, ahora a perforar madera como loca (qué monos los medallones, aunque no creo que me compre el trasto) y a decorar toooodos los regalos que me imagino que te llevarás a allende los mares!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha mala conciencia, la verdad. Cuando no puedo pasarme por aquí seguido me siento muy culpable...

      El pomelo es sagitario, 16-12-73. Y sí, mujer, déjalo que corra, nade y monte en bici. Yo tampoco entiendo muy bien qué tiene de chulo, especialmente cuando sale a correr con este frío que nos ha llegado de repente, pudiendo quedarse calentito en casa tumbado en el sofá. Pero bueno, supongo que él tampoco entiende el estado del estudio con bolsas de lana, pinceles y ropa para remendar/tunear en grandes montones, así que mejor no levantar la liebre.

      Aix. Qué envidia la Navidad alemana, hija. Ir a tomar zumo de manzana caliente a uno de esos mercados navideños (con el glüwhein o como se escriba, no puedo). Mándame fotos!

      Y sí, tengo que ir de compras para el viaje... pero estoy en plan "una cosa después de otra" rollo mantra infinito.

      Eliminar
    2. Una servidora: 16-12-piiip, no me lo pueo de creé!! Seguro que es un tío muy majo ;).

      Eliminar
    3. VENGA YA! No me lo puedo creer. Jo. Qué casualidades. Es majo hasta aburrir, la verdad...

      Eliminar
  2. Confieso que nosotros también hemos adelantado la navidad y es que también cruzamos el charco aunque al sentido contrario (o según se mire) y continuamos con ropa de invierno. Viva las vacaciones navideñas!!! Viva!!! :D

    Me gustan mucho los medallones, y que sepas que ya me has creado una necesidad, necesito un pirograbador a la de ya!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uala, uala, ¿adónde os vais? Sí, vivan, vivan las vacaciones de invierno/verano!

      Ah, la magia del pirograbador. Yo confieso que mi madre tenía uno cuando yo era peque y de ahí me viene la fascinación. Si te paras a pensar hay miles de cosas que hacer...

      Eliminar
    2. Nos vamos a Tokio!!! :D y ya estoy de los nervios, que nos queda poco más de 3 semanas para irnos!

      Eliminar
    3. Ayyy!! Pues la desvirtualización que no pudimos hacer el otro día (el colmo de la mala pata, oye!) tenemos que hacerla para que me lo cuentes todo!!! Es el viaje de mis sueños!!!

      Eliminar
  3. Me parece una "excusa" genial para adelantar la Navidad pero lo del cumpleaños no hacía falta decirlo porque es de dominio público ;)
    Las que te seguimos en Pinterest hemos vistos los cientos... no! miles de pines molones que has guardado para la celebración. Si usas tooodas las ideas que tienes allí guardaditas va a ser un cumpleaños que ni los artistas de Hollywod. Que guai se te gira el próximo mes, das mucha envidia.
    M

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suerte que el pomelo es una especie de analfabeto informático y que salvo el Instagram y el Twitter no toca nada más (ni lee este blog). Así es mucho más fácil planificar. Ya os contaré, porque va a ser una sorpresa en varias partes...

      Eliminar
  4. Paula que buena idea me has dado, tengo que delantar el calendario de adviento porque el 20 nos vamoa una semana a madrid( yuhu nuestras primeras vacaciones navideñas) por cierto te iba apreguntar consejitos y tiendas a visitar en los madriles
    Asi que este año el adviento se adelantará
    Besos y que lo paseis muy bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maite, ¿me escribes un correo? A grapefruitblogs@gmail.com y te cuento de tiendas y tal. Si no, a ver si me paso yo por tu blog y busco dónde escribirte. Es que aquí te voy a soltar un rollo que te voy a aburrir.

      Eliminar
  5. Aaaaaaaaaaaaah!
    Primero: envidia de la mala,de la verde, de la que reconcome. No se donde vais,pero quiero cruzar el charco,mi viaje de novios a Mejico para conocer la cultura maya nos lo fastidio la gripe aviar y alguna vez en la vida habra qhacerlo,aunque el cambio no estuvo mal,peeeero, no fue lo mismo
    Segundo: aaaaah (con megagrito incluido)tengo qdarme prisa para ponerme con lo qtu ya sabes,empiezo ya semana proxima aaaaah
    Tercero:eres genial!bicheare en pinterest

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a Uruguay, que tengo ahí a toda mi familia. Pero también habrá una pequeña sorpresa para el pomelo. No doy más pistas porque en general nunca pasa por el blog, pero prefiero ser precavida...

      De lo demás ya hemos hablado, así que nada. Beso gigante!

      Eliminar
  6. envidia cochina la mía, jajaja, vacaciones, viajar, cruzar el charco, comprar lanas... bufff, demasiadas cosas bonitas para que no sienta envidia de la familia Pompon, jiji.
    muy buena idea lo del pirograbador, me ha gustado mucho, pero dime donde has comprado los discos de madera.... porfiii
    Por cierto me debes unas fotos te acuerdas?? no corre prisa que ya sabes que estoy muy liada con mil cosas como siempre.
    Un beso y os deseo un fantástico viaje y unas maravillosas vacaciones navideñas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón, perdón, soy yo, es que estaba con el otro perfil de google

      Eliminar
    2. Me acuerdo de tus fotos, me acuerdo, pero no encuentro el bolso :^( Voy a ver si puedo hacer limpieza general un día de estos y buscar más a fondo.

      Los discos de madera los compré en la feria de Sabadell, pero también los encuentras en el Figuerola. Y en Creativa había unos más grandes que iba a comprar y al final me olvidé.

      Y me da igual como comentes, te quiero igualmente :^*

      Eliminar
  7. ¿Y sueltas esto y te quedas "tan pancha"???? Y yo sin maderitas ni pirograbador??? tú no tienes perdón!!! jajajajaja me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!! estoy viendo llaveros, servilleteros personalizados para nochebuena... argggggg buscando materiales a la de ya!!!!

    Enhorabuena, guapa. Otro post genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, hija mía. Tendríamos que ser vecinas, pasarnos materiales e ideas y juntar a los pompones y los príncipes en la misma habitación. Eso sí que sería digno de ver...

      Un beso gordo. Me alegro muchísimo de leerte!!!!

      Eliminar

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs