Casitas de galleta

5 de diciembre de 2013


Yo creo que en otra vida fui escandinava. Y japonesa. Debí de tener un padre de cada. Porque el día que al llegar a mi casa olí las galletas de jengibre de mis vecinos daneses, se me abrió el cielo.

Kaja y Linnea me invitaron a entrar, me dejaron probar las galletas, me enseñaron a hacer corazones de papel trenzado para colgar en el árbol y me cambiaron la vida para siempre. Y no, no únicamente en el sentido gastronómico.

Pero lo cierto es que cuando se acercan estas fechas, el cuerpo me pide galletas de jengibre, olor a especias y a manzanas y hasta casi vino caliente. Y sueño con unirme a la Pat en un mercadillo navideño y comprar adornos de madera, cascanueces con cara de malas pulgas y coronas verdes con velas.

Porque como me contaba Kaja la última vez que estuvimos en Copenhague, la Navidad para ellos es una fiesta especial, la fiesta de la luz, un momento de alegría en mitad de un invierno duro, frío y oscuro, que nadie entiende como los escandinavos. Me decía que eso une incluso más que el idioma, y que los latinos, con nuestras temperaturas cálidas y nuestra vida en la calle, no lo podemos entender.

Pero yo creo que sí que lo pillo, porque tengo ese gen raruno dando vueltas y a lo mejor puede que por simpatía también. O quizás únicamente porque las galletas de jengibre me chiflan. Sea por lo que sea, hay pequeñas tradiciones que vamos haciendo nuestras, como las casitas que hace tres o cuatro años que montamos con una paciencia infinita y muy poco criterio estético.

Este año nos hemos graduado y somos PRO. De verdad de la buena. Hemos montado las casas sin fallos ni problemas y hemos conseguido mantener las chuches en su sitio con la glasa real. Puede que no parezca un gran logro, pero teniendo en cuenta los resultados de años anteriores, yo creo que estamos cada vez más cerca de la casita ideal.

¿Dónde comprar vuestra casita? Por el momento yo las he encontrado en Tiger y en IKEA, dos cadenas escandinavas que quieren dominar el mundo con sus tradiciones... La de IKEA es la que habíamos usado todos los años y la de Tiger es una novedad. Personalmente, creo que la de Tiger es más rica y que la de IKEA se monta mejor.

¿Cómo se monta? Pues con caramelo, que también os servirá como cola si hay alguna pieza rota.

Para hacer el caramelo, poned una taza de azúcar en una cacerola antiadherente y dejad que caramelice. Removed cuando aparezca el caramelo hasta que no quede ningún grumo.

Si no queréis remover, añadid media taza de agua al azúcar, intentando que este quede concentrado en el centro de la cacerola y no lo toquéis hasta que empiece a caramelizar.

Una vez tengáis el caramelo listo, pasad la cacerola al fogón más pequeño que tengáis, a la mínima temperatura posible. Así el caramelo no se endurecerá hasta que acabéis de usarlo. Eso sí, ojo, porque el caramelo seguirá cociéndose e irá oscureciéndose.

Con el caramelo hecho y una cucharilla, primero, pegad cualquier pieza que se haya roto. Yo las uno y pongo el caramelo por la parte de atrás de la galleta. Luego solo tenéis que montar la casa:

Ponéis caramelo a lado y lado de las piezas cortas y engancháis las largas con cuidado. El caramelo se endurece en seguida, así que no hay que apretar demasiado. Una vez tenéis la estructura hecha, hay que añadir el tejado. Aplicad una buena capa en los lados cortos de ambas aguas del tejado y fijadlas al armazón de la casa. Repetid la operación para montar la chimenea ¡y ya lo tenéis!


Ahora solo hace falta preparar una glasa dura con una clara de huevo, 300 gramos de azúcar glas y un chorrito de limón. Batid un poco la clara con un chorrito de zumo de limón y cuando empiece a aparecer un poco de espuma, añadid el azúcar glas poco a poco. En un minuto ya estará y tendréis el mejor cemento para vuestros ladrillos de caramelo.



Soltad a las fieras, dejad unos cuantos boles llenos de chuches sobre la mesa y relajaos, porque la cosa ya no va con vosotros. Preparad una cena muy ligera (un vaso de leche con cacao, una sopita o directamente nada) y disfrutad viendo como los pompones se lucen.


Cuando lleven un buen rato, dejad que se coman su obra de arte. Tened un Almax a mano para toooodo lo que vais a picar los mayores mientras observáis. Y sobre todo, no le digáis nada a mi dietista...

21 comentarios:

  1. Que be us ho passeu!! A mi també m'encanten les casetes de Gingebre!! Fa Nadal!!
    Els teus dies quantes hores tenen?, crec que moltes!!
    Per cert, estic fent les decoracions de l'arbre de Nadal per l'Escola Bressol de Pol amb una de les idees que ens vas donar al teu post Ideas de Adviento, je, je, no m'està quedant malament del Tot.

    Un Petó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oi que sí? Amb aquesta oloreta... I són boníssimes amb el caramel i el glassejat!

      Ai, ja ens ensenyaràs quines decoracions estàs fent, eh? Petó ben gros!

      Eliminar
  2. Estás hecha toda una bruja de Hansel y Gretel! Yo hice las casitas un par de veces pero ya han pasado a la historia, quién sabe por qué. Y la vuelta por el mercadillo tendremos que dejarla para más tarde, que hoy anuncian huracán (el más fuerte en décadas, y los he visto fuertes) y han chapado los puestos con siete llaves. Qué miedo. Nos encerraremos en casa a hacer galletas :) y espero que no se caiga ningún árbol. En el mar del Norte lo están pasando peor, aquí llegará más tarde, ay. Con este panorama es normal que la Navidad y sus múltiples velas se disfruten aquí al 100%, ayuda contra la depresión! Besos de jengibre.

    ResponderEliminar
  3. ¡Noticia de última hora! Si quieres darte un paseo por un mercadillo alemán sin riesgo de salir volando por las aires como Mary Poppins, asómate al blog "Crónicas Germánicas", en el que Elisabet ha colgado un vídeo muy chulo. Aunque te aviso: las calorías traspasan la pantalla. Prost!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, nena, tapaos bien y cerrad la puerta bien cerrada. Encended velitas y nada, a ver pelis con palomitas o a hacer galletas.

      Me he pasado por el blog de Elisabet y me han dado ganas de pillar un avión, aunque sea solo para pasar la tarde. Qué bonito todo!!! El pomelo se ha pasado por aquí mientras miraba las imágenes y hemos estado rememorando nuestra escapada a Hamburgo. Aix. Muy fans de los alemanes...

      Eliminar
    2. Nosotros mañana salimos para Berlín a ver los mercados de Navidad.......qué nervios, me he pasado por el Blog de Elisabeth pero no veo de qué ciudad es.....no he querido mirar más para no chafar la sorpresa mañana cuando llegue de verlos en directo...Espero que el tiempo nos acompañe.

      Un Beso

      Eliminar
    3. Literalmente, que el tiempo os acompañe! Por Berlín no está muy mal la cosa, pero los aeropuertos de Hamburgo y Hannover están paralizados, así como muchos tramos de tren. La alarma sigue para mañana. Para ir abriendo boca puedes ver el vídeo de Elisabet, no te preocupes que vive en Ludwigsburg... Y como creo que vas a Berlín, te recomiendo entre otros el mercadillo del Gendarmenmarkt (cerca de la Friedrichstrasse), entre la catedral francesa y la alemana. Te cobran por entrar (unos 2 €, creo) pero vale la pena, es especial, se lo curran con la música (ahí está tb la sala de conciertos), y si te gustan las tazas de Glühwein te la llevas por otros 2 €. Buen viaje y a disfrutar!

      Eliminar
    4. Buenos días, pues muchas gracias por la recomendación Patricia, el mercado de Gendarmenmarkt precios, y la entrada sólo nos costó 1€, la taza no sé cuanto por quedárnosla porque pedimos comida también, pero me la quedé, je, je....Buen tiempo, sin viento, así que hemos podido disfrutar mucho.

      Eliminar
    5. Puedo adjuntar alguna fotito al comentario?...si es posible, no sé hacerlo : (

      Eliminar
    6. No se puede... Pero intentaré publicarla yo, no te preocupes!!

      Eliminar
  4. ¡¡¡¡¡que chulada!!!!, y qué ignorante yo, que no sabía que esto se vendía en España, ayyyy, lo quiero, lo quiero y lo quiero, y no sé si es por escandinava, inglesa (un poquito por influencia familiar), por golosa, o porque soy una cría jajajja, me encantó, tiempo me falta para ir a Tiger, ¡¡gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj! Pues luego nos cuentas! Que sea por lo que sea, es el momento perfecto para dare un capricho y morir de dolor de estómago! Besos!

      Eliminar
  5. Me encantan tus fotos, tan espontáneas que me hacen sonreír. Creo que tus días tienen más horas que los míos, para organizar, pensar y llevar a la práctica una actividad cada día. Una delicia leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, gracias! Igualmente, porque tu blog SIEMPRE me arranca una sonrisa. Un beso gordo!

      Eliminar
  6. Doncs jo la tinc aquí encara per muntar, je,je. A veure si consegueixo que quedi tan xula com la vostra. Per cert, m'encanten les fotos. I les galetes, ai, les galetes, tot just m'hi barallo. He fet una recepta de Hofmann per speculoos, fa una olereta...el problema, no he conseguit tallar-les! Es quedava engaxada la massa! total que l'he posada tota sencera al forn i ara ens la manjarem a bocinets ;-) Petonets

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bah, segur que queda boníssima igualment! Que darrerament estàs on fire, nena, unes receptes i unes fotos...

      Eliminar
    2. Deixem-ho amb mig fire...que com sempre no trobo temps pel disseny. Suposo que he d'acceptar que no es pot arribar a tot no? Noooo! m'hi nego. Alguna fórmula de vampirització per no dormir? ;-)

      Eliminar
    3. Jo també m'hi nego i així vaig, que semblo zombi...

      Eliminar
  7. yo quiero esa receta de galletas de jenjibre Paula....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente las compro la verdad, pero ya te buscaré alguna receta rica, rica, guapa!

      Eliminar

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs