KCW

31 de enero de 2014


Esta semana ha sido la KCW o Kids Clothes Week. Hace siglos que me planteo que tengo que hacerlo en serio y la verdad es que todos los años (hasta ahora se hacía dos veces al año, ahora se hace cuatro) me pasa algo a último momento que frustra todos mis planes y no coso ni un botón.

Ya os conté que este año mi palabra clave es ORGANIZACIÓN (y simplificación), así que esta vez me lo he planteado y lo he conseguido. He cosido 1 hora al día (más o menos) y aunque mis prendas todavía disten mucho de ser profesionales (no miréis el cuello de la camiseta, por favor), lo cierto es que he aprendido bastante y le voy cogiendo confianza a mis habilidades como costurera. Vale, es verdad, tengo que hacerme más amiga de la plancha, pero bueno, poco a poco, que las mejores relaciones a veces tardan un tiempo en desarrollarse, ¿no?

He hecho un pantalón más con la misma tela de punto verde que la camiseta, pero me quedé sin elástico, así que tendréis que esperar a que lo termine... Y creo que también compraré una aguja de esas de punta redonda para la máquina, porque no sé hacer dobladillos en tela de punto, quedan feos, feos.

El pantalón rosa es de tela de chándal de verano, no tan gruesa, con mucha caída. El patrón es el de los Parsley Pants de Rae y para mis hijos son un poco anchos de pierna, aunque les quedan bien y por mi madre que la pompona los va a usar, que no está el horno para bollos y que por una cosa que coso que no parece... bueno, cosida por la propia pompona, va a tener que hacer un esfuerzo y fingir que le encanta. No te pueden quitar la custodia por vestir a tu hija con la ropa que coses tú, ¿verdad?

El pantalón azul lo hice aprovechando unos pantalones míos y eso me hace muy feliz. Ya lo sé, no seáis rancios, sé que la combinación de colores es cuanto menos dudosa y además añado que el pantalón en sí les hace un poco de bolsa en el bajo vientre porque: a) los pompones son muy delgados; b) todavía no entiendo los patrones; o c) hay una conspiración judeo-masónica para evitar que me aficione de verdad a la costura y me gaste una pasta en telas, máquinas y gomas para las bragas, que conozco a alguien, y no voy a decir nombres, que acumula casi un kilómetro de la misma en diferentes tonos. Si la respuesta es la C, querida conspiración judeo-masónica, no está funcionando, porque aunque cosa mal me gasto la pasta igual en telas, máquinas y gomas para bragas, aunque no llego al nivel de la persona antes mencionada, claro.

Por cierto, el patrón es del libro Collection privée filles & garçons que compré en Creativa. Lo más probable es que el pantalón pase a ser "ropa de Ansovell", o lo que es lo mismo, ropa del pueblo de los abuelos, donde no importa qué te pongas porque te vas a pasar todo el día metido en el abrevadero de las vacas intentando pescar más renacuajos que nadie y cuando salgas irás a darle las sobras de la comida a las gallinas y a abrazar a todos los perros del pueblo mientras recoges moras. O algo así.


El pantalón que por el momento mejor ha quedado (y debe de ser porque no está terminado) es el verde, que curiosamente hice a partir del patrón de un pantalón que me encanta cómo les queda a los dos pompones peques, pero que ya era tobillero y por el que no mostré ninguna clemencia y despedacé a conciencia. Ya sé que la gente hace los patrones en papel, pero yo tengo la manía de guardarlos en tela, porque me parecen mucho más prácticos y no se me rompen cuando los dejo tirados en el suelo del estudio durante más de un mes.

He de decir que también he aprovechado el tiempo de costura para remendar algunos pantalones con las rodillas peladas y para hacerme el bajo de unos vaqueros que me había comprado hace como seis meses.

En fin, hasta ahí mi KCW. El trimestre que viene más y (no va a hacer falta demasiado) mejor también.  Y para que veáis que la palabra ORGANIZACIÓN ha calado hondo como mensaje de cabecera (al menos durante tres o cuatro meses, como me indicó mi simpática tía Charo el otro día) estoy poniendo orden también en el blog, para que sea más fácil y más útil. Si tenéis alguna sugerencia sobre cómo queréis que lo haga y lo que queréis encontraros aquí, hacédmela, por favor. Aunque, seamos sinceros, soy un auténtico desastre con el blog y puede que eso no cambie jamás. Pero por eso me queréis, ¿no? Por mi temperamento caótico y artístico...

14 comentarios:

  1. Hola guapetona, muy buena idea lo de reciclar unos pantalones tuyos para hacerle unos a tu hijo, mañana le hago unos a mi canijillo que también va enseñando tobillo mientras aun le quedan grandes de cintura.
    La camiseta es muy chula y con decir que es con un corte moderno de cuello desbocado y listos. bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Corte MUY moderno, se ve. Bueno, es una curva de aprendizaje, espero... Y lo que me he divertido cosiendo no me lo quita nadie. Besos!

      Eliminar
  2. Qué apañada eres, los pantalones super cómodos, aunque sea para abrazar perretes por ahí, qué hay mejor en esta vida?
    Yo también acumulo telas, pero no llego a los kilómetros de otras personas, claro...:)
    lo de la organización...lo tengo pendiente desde el 2003 por lo menos
    besos
    Diana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buf, yo lo de la organización lo tengo pendiente desde toda mi vida. Pero de este año no pasa, porque veo que no tengo tiempo para nada y que es exclusivamente culpa mía.

      Y sí, ropa para abrazar perretes, tú lo has dicho :^D

      Eliminar
  3. Nena, me tienes impresionada. No sabes la de tiempo que llevo intentando participar en la Kids Clothes Week, y al final solo coso para mis proyectos de la escuela... A la próxima me apunto. Y que sepas también que te entiendo totalmente en lo que explicaste el otro día sobre tu necesidad de organizarte. Ser desorganizada y organizar tu propia jornada laboral es un poco pesadilla a veces... Besiño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nena, ¿ande estás? Que me dijo Ainara que te nos ibas y no he hablado contigo since. Necesitamos urgentemente una cita las tres para charlar y manualear, ¿no?

      Eliminar
  4. Pero bueno Paula, ¿cómo te has enterado de lo de los km en elástico para bragas?
    me parece genial que te lances a coser aunque sea ropa para el pueblo, por algo se empieza no?
    además no te han quedado tan mal, que la tela de camiseta es de trato difícil
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de los km de elástico para las bragas sale en las conversaciones frikis y whatsapperas. Y sí, estoy ahí peleándome con las telas elásticas, que serán de trato difícil, pero son mucho más cómodas y prácticas. Tengo montones de algodones de patchwork con estampados bonitísimos y nunca sé qué hacer con ellos...

      Eliminar
  5. Siempre me dejas con la boca abierta nena! Llegas a casi todo! Yo debo organizarme tambien muuucho y me propuse coser una hora al dia, lo consegui una semana solo, mientras otras cosas se acumulaba y eso me estresa mucho y lo de participar en este evento... me gustaria, pero me acabo estresando fijo.
    Lo de los bajos de las camisetas, usa la aguja doble y si en tu merceria encuentras aguja doble de punta de bola mejor, en cuanto al cuello... es cuestion de practicar y usar algunos truquillos, si te pasas por el blog de Mara o Naii, encontraras buenos tutos.
    Yo tampoco tengo elastico de bragas, aun...porque parece que quiere deshacerse de el, al menos, de unos cuantos metros jajaja.

    Besos linda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad de la buena, es cuestión de organización. Yo ahora me doy premios: trabajo todo el tiempo seguido sin abrir correo, ni FB ni nada hasta que termino lo que me he marcado como objetivo del día. Y entonces me doy un rato de recreo, de leer blogs o hacer ganchillo o coser un rato. Y cuando ya tengo todo el trabajo del día hecho, me aparto del ordenador. Si no, el agujero negro internético me absorbe!

      Sí, hay que acabar con ese alijo de elástico de bragas...

      Besotes!

      Eliminar
  6. Jo, yo tengo una máquina de coser desde mayo y aún no me puse a aprender, no sé ni enhebrarla...
    Y el blog no lo tienes desorganizado para nada, si tienes secciones y todo! Bastante bonito lo tienes para ser mamá de tres fierecillas! No te minusvalores, Pauliña, si eres la caña! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, es que lo quiero tener precioso, como los chorros del oro.

      Y no te creas, que yo soy bastante desastre con la máquina. Lo que pasa es que me desestresa y me distrae y me divierte. Prueba a enhebrarla, ya verás.

      Un beso!

      Eliminar
  7. Ai… yo también tendría que organizarme pero entonces tendría que poner en la agenda que debo organizarme…. No se si me explico, es complicado ;)
    Tus costuritas están muy bien. Mua!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he desistido de la agenda, la verdad. No me sirve de nada. Pero bueno, ahí estamos, intentando, que no es poco. Las costuritas... bueno, con paciencia. Besote!

      Eliminar

¡Cuéntanos algo!