El bordado de la Nuri

27 de febrero de 2014


¿Sabéis esa sensación de que uno puede con todo cuando abrís la primera página de una libreta nueva, o cuando os sentáis a trabajar ante una mesa limpia y ordenada, o cuando empezáis a cocinar con todos los ingredientes a mano y bien cortaditos? Pues esa sensación tengo yo hoy. Todavía hay flecos que cortar, un poco de polvo que limpiar y algún armario cerrado a presión que me da miedo abrir, pero en general, el nuevo aspecto del blog me causa un profundo sosiego. Sigue sin ser exactamente lo que quiero, pero como ni yo misma tengo muy claro qué es lo que quiero, por el momento estoy encantada con este aspecto más ordenado y limpio.

Pero hoy os quiero presentar a Nuri:


La foto no es tan bonita como me gustaría, pero es que se la saqué a traición con el teléfono del pomelo y esto fue lo que salió. Pero aunque la foto no es perfecta, sí que retrata a la Nuri a la perfección: una mujer activa, charlatana y encantadora, con unas manos increíbles.

Nuri tiene 82 años y es "la Nuri de la Pesca". Su casa fue durante más de 50 años la tienda de ultramarinos del centro del pueblo. En el comedor cuelga la balanza que usaba para pesar el pescado salado hace tantísimos años, aunque de la tienda apenas queda una placa en la puerta de la casa, porque ella ya hace años que se jubiló.

La conocí el sábado por casualidad. Bueno, quizás no por casualidad, porque fue en la fiesta de cumpleaños de mis suegros, pero lo que sí fue casual fue que en la sobremesa yo sacara el ganchillo y que entre los montones de personas que éramos, ella se fijara y me preguntase inocentemente si me gustaban las labores. Ahí nos liamos a hablar y supe que ella es la artífice de muchas de las cosas hechas a mano que mi suegra tiene repartidas por la casa. Y cuando le dije que un día de estos me pasaba para que me mostrara las cosas que hace, me contestó enseguida: "Si quieres te las muestro ahora".


Ella dice que lo suyo no es bordado, que ella apenas hace punto de cadeneta, pero a la que empezamos a hablar y a abrir cajones salieron vainicas increíbles y me empezó a contar historias de cada pieza bordada.

Llegó un punto en el que yo no podía abrir más la boca de la sorpresa y creo que mi única frase en la conversación era "me encanta" a cada nueva pieza que Nuri me enseñaba, un poco como si tal cosa, como si no tuviera ningún mérito crear las cosas hermosas que crea.


Más hermoso aún es ver que detrás de cada pequeño paño, de cada tapete, hay un vestido que se rompió y se reaprovechó, unos bolsillos que se descosieron, unas sobras de una cortina o de una sábana vieja. Y que esos trocitos de tela le han llegado de diferentes sitios y diferentes personas. Y que siguen su camino, puesto que Nuri me regaló (sin necesidad de insistir demasiado) varias piezas que pienso guardar como oro en paño.

Os vais a reír de mí, pero una de las cosas que siempre me ha dolido de haber cambiado de país es precisamente esa: no poder tener esos tesoros antiguos que casi todo el mundo tiene. No tengo muebles de mi abuela, ni la caja de costura de una tía, ni nada de nada. Tengo apenas LA bufanda de la que os hablé hace un tiempo y alguna cosa de mi suegra o de la madre de mi padrastro, que me llenan de alegría y me ponen el corazón tierno. Y me gusta comprar alguna cosilla en un mercadillo de vez en cuando, pero no es lo mismo. No es lo mismo que saber las manos por las que ha pasado y sentirte cerca de las personas que la han usado.


Por eso estos regalos de la Nuri tienen un lugar privilegiado para siempre en mi vida, porque la persona que los ha hecho es excepcional y porque cada pedacito de tela que decora mi casa ha tenido una vida previa que noto e imagino cuando lo recorro con las manos.

¡Mil gracias, Nuri!

38 comentarios:

  1. El blog está precioso, limpio y fresco. Y estos bordados son divinos. A mi, que me parece un mundo dar una puntada a mano, me parece un trabajo increíble, de mucha paciencia y mucho talento.
    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad? A mí también. Pero ella iba diciendo que su vista ya no es la que era y que si patatín... Deberíamos reivindicar el patrimonio de nuestras abuelas, que hacían de todo y lo hacían todo bien.

      Eliminar
  2. M'encanta Paula com ha quedata el blog, es veu net, ordenat, m'encanta. Quina feina. Crec que hauré de fer com tu, un parón per tal de posar-m'hi. M'agrada molt i molt el resultat. I en quan a la Nuri, quantes Nuris hi deuen haver amb els calaixos plens d'aquestes meravelles amagades pel món, com si no fossin res. I entenc que deus ser dur no tenir cap objecte al que agafar-te, però em sembla que t'has endut molts tresors amb tu. Tresors interiors. Un petonàs mestra :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encara li haig de donar algunes voltes, vull alguna cosa una mica més personal i aquest el trobo un pél fred... però com a mínim ja està una mica més net i endreçat, amb una pinta més pro.

      I sí, el món està ple de Nuris que hauríem de trobar i reivindicar, perquè en saben molt! La de coses que ens podrien ensenyar!

      I és clar que porto tresors amb mi, però de vegades el simple fet de tenir una cosa física que tocar i que et porti records de tota la gent que ja no hi és, és màgic.

      Eliminar
  3. Lo primero: felicidades por tu nuevo lú, te ha quedao mú apañaíco. Lo segundo: te entiendo. Mi familia suiza vive en casas grandes y antiguas, algunas incluso con granero, y se van pasando de una generación a otra los muebles, los álbumes de fotos, el piano... qué envidia. Cuando murieron mis abuelos me quedé con un juego de café y algunos cubiertos que uso en ocasiones especiales (aunque todos los días deberían ser especiales, no?), pero lo que más ilu me hizo fue un filtro de té que, aunque no funcione muy bien, usaba con ellos y es lo que más recuerdos me trae. Qué suerte tb de haber conocido a Nuri, tan interesante y generosa, que aunque los bordados no son lo mío aprecio lo que valen y el curro que llevan. Y si te hartas del mantelico de la penúltima foto ya sabes dónde vivo, eh ;)? Mil besos y bienvenida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, exacto. A veces voy a casa de una amiga o a casa de mi familia en Uruguay y tienen esto o aquello que era del abuelo o del tío o de un vecino al que querían mucho y maldigo la vida relativamente nómada que llevé hasta que me instalé yo por mi cuenta aquí en Sabadell. Creo que por eso tengo alergia al cambio.

      Sí, mujer, ese juego de café hay que sacarlo más a menudo para pensar en tus abuelos y para celebrar que hoy es hoy.

      Y lo mío tampoco es el bordado, pero empezó a sacar cosas y cosas y la verdad es que quedé alucinada con todo lo que hace... Yo creo que hay un esfuerzo brutal de hacer puntaditas iguales todas y luego de hacer los encajes de los bordes, las vainicas... Madre mía, me canso y me dejo los ojos solo de pensarlo!

      Ah, el mantelico de las cuatro piezas, ¿eh? ¿A que es bonito?

      Eliminar
  4. los bordados son lindos, pero mucho más la historia! gracias por compartirla, ahora también vive en mi casa <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la historia es genial. Nuri no se casó nunca, así que estuvo siempre al frente de la tienda. Las mejores amigas de mi suegra viven en la casa de enfrente, así que toda la vida han ido a comprar allí y Nuri las considera como sus sobrinas, porque las ha visto crecer. Tanto que ya se ha convertido en un miembro de su familia y se la llevan a todos los saraos y a todas las salidas que hacen.

      Pone la piel de gallina entrar en esa casa y ver las fotos antiguas de las cajas de arenques, los bacalaos colgados y alguna marca que todavía perdura colgada en las paredes.

      Eliminar
  5. Estas labores me recuerdan a mi bisabuela, la de las manos de oro. O a las de tantas abuelas de las de antes. Joyas que no sabes lo que es derecho ni revés por lo bien trabajado que está. A mí también me traen esa sensación de limpieza, de buen olor. Quizás por eso me gustan mucho más las sábanas blancas, de las que en mi casa hay un montón bordadas por ella.

    En cuanto al blog, me gusta también esta imagen de limpieza. Vas dando con lo que quieres? Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no vi nunca a mis abuelas o bisabuelas hacer cosas de este tipo. Una de mis abuelas hace punto de vez en cuando y tenemos un montón de gorros y de zapatillas de estar por casa hechas por ella, pero nada más. Me encantaría haber podido aprender a coser, a tejer o cualquier otra cosa sentada con mis abuelas.

      Yo también tengo alguna sábana bordada por la abuela del pomelo, pero todas pequeñitas, de cuna. Las usamos bastante con los pompones.

      Y bueno, todavía no tengo exactamente el diseño que quiero en el blog, pero nos vamos acercando. Por lo menos tengo una sensación de ruptura total con lo anterior y de punto de partida de cosas más chulas. Ya veremos cómo evoluciona.

      Eliminar
  6. De carn de gallina m'has deixat

    Primer de tot, m'encanta la neteja que has fet, que tampoc era tan carregós, però això del menos es mas es total... com menys coses més maco es veu el bloc

    La història de la nuri es preciosa i del donar valor a les coses antigues, fetes amb cariñu i guardades al llarg del temps...

    No t'ho creuràs però bo i tenir iaies prodigioses amb les mans poca cosa tinc d'elles. L'una perque es tan pràctica que no li vinguis amb floritures, ella et feia l'uniforme del cole, la bata, el vestit de cada diumenge de palma... i l'altra sempre la recordo amb unes agulles de mitja entre mans però no me'n va ensenyar i els seus tapetes de ganxet sempre amb el mateix dibuix s'han anat repartint a casa d'amics o a la casa de la muntanya dels meus pares... algun n'he pescat però pocs pocs, la meva mare guarda uns vestits de perlé que portavem la meva germana i jo però que només es podran posar les meves nebodes...

    I llavors, quan una amiga em regala les agulles de la seva mare, o una senyora al bus també em dona unes agulles que li van regalar a ella, o vaig a veure a la meva "amiga con acento en la M" de sevilla i em dona ganxets de la seva iaia tan prims que no se ni el número o una altra amiga em porta una bossa amb mil revistes de tapetes de ganxet amb el preu en "pesetas" i culines de perlé (que eren de la seva iaia) o vas a casa de la Monika i la seva mare et treu les seves revistes... coge la que quieras una esgarrifança em recorre l'esquena i em salten les llàgrimes igual que ara mateix

    m i t e s o r o

    rarunes som? no sé, però m'encanta ser com sóc i m'encanta saber que tinc amigues que també ho són, ja se sap, dios los cría y ellas se encuentran por Internet

    petó wapisisisisisma

    ps1.tenim pendent una excursió als encants!!
    ps2.vindràs a alguna de les coses de mataró?
    ps3.ara et falta una entrada dedicada a la festa de la M, eh!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estic contenta, necessitava una mica d'aire i espai i ordre per poder tornar a concentrar-me a escriure i explicar i fer-me un calendari de publicaciones i aquelles coses. Es que cada vegada que entrava al blog pensava que volia canviar això i allò altre i m'estressava.

      Bé, a mi em passa el mateix. Com que no he pogut ficar el nas entre els tresors de la família més directa, m'emociono quan m'arriben els tresors d'altres famílies. Jo també vaig heretar mil agulles de punt de l'àvia del Xavi i de la mare i l'àvia del meu padrastre. I de tant en tant alguna amiga o alguna iaia de l'escola em porta una bossa de llanes, unes teles o qualsevol altra cosa perquè jo l'aprofiti i m'emociono moltíssim. No sé si és ser raruna, però a mi també m'encanta. I també m'encanta la paraula "raruna" ara que ho penso. Ens fem unes samarretes?

      Tenim pendent una excursió als encants per buscar soperes, fils, puntes de coixí i lo que sea menester. Busquem una data ja.

      No sé si podré apropar-me a Mataró tot i que m'encantaria. Tenim uns dies una mica descontrolats darrerament i a més a més tinc tres fills i 5 trobades esportives cada setmana (allò d'acumular es veu que ve de família). Estic fent mans i mànigues per arribar a tot, a veure si em puc escapar.

      I tant, ho tinc ben present. Ara que ja he recuperat el control, no trigaré gaire a fer-la, no pateixis...

      Eliminar
    2. SÓC
      RARUNA
      I QUÈ?


      ja estàs tardant... jajjaj jo contingut i tu disseny, som un equip!!!

      jo tinc la sort que els meus 2 pollos coincideixen de moment a l'equip i per tant només tinc una cita esportiva setmanal que per cert no sé si es dissabte o diumenge però segur que serà al matí (espero, desitjo, memuero si es a la tarda) confirmat diumenge matí... glups!

      anem amb el carro de la compra als encants perque sortirem carregadetes jijijiji tria tu el dia, em sembla que tanquen 2 dies a la setmana... vaig a investigar

      estàs buscant una taula per muntar el xiringuito, perque de moment es la unica cosa que no tinc controlada... O_O... m'estoy estresando...


      besitos wapi

      Eliminar
    3. Vinga, li dono dues voltes a algun disseny i ens les fem :^)

      Jo, doncs la pompona fa atletisme i patinatge, el pompon peque fa bàsquet i iniciació esportiva i el pompon friki fa bàsquet però a l'altre grup. Estic desesperada, necessito un clon.

      Buf, sí, arrassarem als encants. Em fem una por...

      Jo tinc una taula de càmping, però potser serà petita. Per fer els tallers, podríem posar unes estovalles de quadrets al terra, rotllo hippie, no?

      Eliminar
  7. ah!! i m'oblidava recordar-te que no t'has apuntat al meu sorteio.... demà últim dia!!!
    no vols una coseta feta a ma amb amor??
    http://cosetespetites.blogspot.com.es/2014/02/6.html
    yatevale...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ai, vaig, vaig. I tant que vull :^P

      Eliminar
    2. no em podreu acusar de tongo, perque us esteu apuntant la crem de la crem
      o sigui que ho hauré de fer legal...


      jijiji

      Eliminar
    3. Ah, sempre pots confiar en els grans noms del sector :^P

      Eliminar
  8. Conocer a una persona así es un tesoro. Vaya manos mágicas que tiene la Nuri!

    Me gusta mucho la nueva imagen de tu blog, da sensación de orden y de limpieza y se corresponde mucho con el contenido del blog aunque a veces te quejes de desorganizada, ojalá fuera yo así de ordenada! :)

    Besazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la verdad. Y conocerla cuando menos te lo esperas, en una comida multitudinaria, es un subidón increíble. Y ver que está tan bien, que sigue bordando, que le hace tanta ilusión que valores lo que hace... En fin, un momento totalmente mágico.

      Jajaja! Eso lo dices porque no has visto mi estudio... Pero sí, estoy contenta, este diseño está bien, da un poco de aire y lo deja todo más ordenadito.

      Besote!

      Eliminar
  9. M'encanta la nova imatge del teu blog. Les històries que amaguen algunes labors són fascinants,Quina llàstima que algunes estiguin amagades al fons d'un calaix!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies, estic molt contenta! I sí, és increïble com quan rasques una mica, la gent de seguida t'explica totes les seves històries i les coses que ha viscut i tot això. I al·lucines amb la quantitat d'històries que tenen guardades a dintre.

      Eliminar
  10. Ha quedat maquíssim! molt net.

    Felicitacions

    Xènia Roca

    ResponderEliminar
  11. Hola guapa,cosas materiales no tendras pero aprovecha todos los recuerdos y todo lo que te cuenten personas como Nuri que son tan especiales.Mi ama era bordadora y trabajaba para gente de pasta,pues cuando se caso colgo la aguja y acabo tan harta que no volvio a coser mas,y todavia me acuerdo de unas preciosas sabanas de su ajuar que acabaron tapando el suelo cuando mi padre pinto la sala.Ahora valoramos todo lo antiguo con todo su esfuerzo y el trabajo bien hecho y yo no tengo nada,bueno tengo algo muy especial que es ella misma.Un beso enorme para ti y para super Nuri,aprovecha y que te enseñe...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso es verdad, nos ha costado una crisis, pero ahora valoramos todas esas cosas bien hechas, con dedicación, esfuerzo y ganas... Y también es verdad que no hacen falta cosas materiales, tengo la cabeza llenita de recuerdos de toda la familia. Pero no me digas que no hace ilusión tener una caja de hilos de tu bisabuela y pensar en lo que debió bordar ella a tu edad...

      Eliminar
    2. Te voy a dar un poco de envidia,tengo una consola y su espejo que eran de mi abuela y una caja llena de botones todos desparejados,un anillo suyo que me queda enorme y no quiero arreglar y una botella de cristal y el maravilloso olor a pan tostado y chocolate de los domingos al despertar.ella se fue con 105 años,el cuerpo gastado y la cabeza en su sitio.un abrazo

      Eliminar
    3. Mucha envidia, mucha. La caja de botones sin pareja ha sido un golpe maestro ;^)

      Yo siempre me acuerdo de una sensación en casa de mis abuelos. La sensación de estar durmiéndome y de oír las conversaciones de lejos. Ese momento de semiinconsciencia en una paz total. Y nunca me voy a olvidar de las croquetas de patata de mi abuela, que eran un manjar. Y mi abuelo, que me daba moneditas para jugar a las cartas con los vecinos y que cuando mi abuela se giraba le señalaba el culo y hacía un gesto indicando que era un culo muy grande, especialmente si mi abuela se había enfadado.

      De mi otro abuelo recuerdo pollos al horno con limón a mediodía, tardes jugando a juegos de mesa (especialmente a uno que se llamaba "Shopping") y el cubo de Rubik. Tenía, además, toda la colección de Mafalda, y yo creo que la leí enterita sentada en el sofá.

      No me puedo quejar porque hay un montón de cosas que recuerdo y atesoro, eso sí. Y son cosas que tengo ahí mismo, porque dejaron una huella profunda. Pero me encantaría tener algo que me evocara esas y otras cosas al pasarle los dedos por encima, eso sí.

      Eliminar
  12. Me gustan mucho el nuevo diseño del blog, sencillo y elegante.También yo sentí esa vocecita en mi cabeza que me instaba a simplificar, a dejar espacio para respirar mejor, a tomarme las cosas con calma, y el blog también sufrió ese proceso de mutación hacia formas más sencillas que creo que ha sido positivo.

    Nuestra casa había pertenecido a una pareja de ancianos que, como Nuri, nunca tuvieron hijos, la propiedad fue a parar a manos de varios sobrinos cuyo único interés era venderla con la mayor celeridad posible. Me enamoré de la casa al instante, a pesar de no estar en su mejor momento, necesitaba un tejado nuevo y el jardín parecía una selva, en la que hubo que penetrar a golpe de machete. Pero el precio era más que razonable y la compramos. La casa tal cual la dejaron sus propietarios y en algunos cajones había docenas de manteles, pañuelos y sábanas que me recuerdan muchísimo a los de tu Nuri. Supe que habíamos acertado al comprar la casa, a pesar de todas las reformas que necesitaba (y que todavía no hemos teminado), cuando vi que las iniciales bordadas en todas las sábanas eran una C y una P entrelazadas. Se llamaban Paulino y Carmen por lo que comparten iniciales con nuestros César y Paloma. Y también sentí una extraña tristeza, porque todas esas piezas maravillosas nunca habían sido usadas. Estaban guardadas entre bolas de naftalina y saquitos de lavanda para que no se estropearan, y nunca fueron disfrutadas como merecen ser disfrutadas todas las cosas hermosas. Ahora las uso cada día, y me me siento tremendamente agradecida a las manos mágicas de una mujer que no conocí.

    Disfruta mucho las tuyas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buf, qué te puedo decir. Qué historia tan bonita. Me encantaría ver esa casa. Debe de ser una de las casas más hermosas del mundo. Y las iniciales... bueno, piel de gallina.

      Cuando era adolescente leí todo el realismo mágico que me cayó en las manos: los mejores libros de Isabel Allende y todos los clásicos de García Márquez, que sigue siendo uno de mis escritores favoritos. Y este tipo de cosas siempre me recuerdan a Macondo. La tuya podría ser la casa de algún Buendía, venida a menos tras mucha vida. Y nuestros manteles podrían haberse cosido mirando por la ventana, esperando la llegada de un galán o de un hijo.

      Es verdad que la sensación es agridulce, pero yo creo que las mejores sensaciones son así. Porque son auténticas. De alguna manera, todos esos objetos nos entrelazan con la vida de otras personas. Eso tienen los muebles antiguos, las telas, las prendas de ropa de segunda mano, los mercadillos. No se trata únicamente de que la cosa sea bonita o no, de lo que se trata es de sentirte cerca de alguien a quien no conoces. O a quien te cruzas durante apenas un segundo (como la mujer que vivía en nuestro piso, que firmando la hipoteca, octogenaria y medio ciega, nos dijo que nos deseaba la misma felicidad que había vivido ella aquí). Yo creo que eso es muy humano, una necesidad muy humana de estar cerca de otras personas y de compartir algo con ellas.

      Eliminar
  13. Me encanta!!! Yo también estoy enamorada de tu blog......ahora sin presión!!! A PUBLICAR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, guapísima! Un beso muy, muy gordo!

      Eliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Paula …qué lindo te quedó el blog !! ya te estaba extrañando !!
    Me hiciste acordar a mis abuelos…. a lo lindo que es disfrutar de su compañía y sus enseñanzas !!
    Piel de gallina !!
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, nosotras que los tenemos lejos los echamos de menos más todavía...

      Un beso enorme, guapa!

      Eliminar
  16. Jo paula alucinada estoy
    1.- yo pensaba que eras catalana con lo bien que escribes catalan
    2.- que envidia de blog, limpito, minimalista, mencanta
    3.- piel de gallina y emoción contenida al ver a tressontres en el apartado amigos
    Gracias de corazon
    Maite

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Bueno hace tantísimo tiempo que vivo aquí que me considero súper catalana :^) Y soy traductora y eso ayuda.

      Me encanta que te encante el blog y que estés contenta de estar en la lista de amigas... pero es que siempre has estado por aquí! ¿Cómo no vas a ser una amiga?

      Besotes!

      Eliminar

¡Cuéntanos algo!