Niña antigua por un día y patrón de cesta cuadrada de ganchillo

14 de marzo de 2014


El domingo pasado se reunían Las Niñas Antiguas, uno de los grupos de ganchillo que hace tiempo que sigo. Unos días antes, Isa me mandó un mensaje para preguntarme si quería ir a su reunión tejedora. ¿Que si quería? Madre mía, tres días antes ya tenía sudores fríos. ¿Qué me iba a poner? ¿Les iba a caer bien? ¿Sería capaz de no decir ninguna chorrada durante tres horas?

Porque a muchas de las Niñas hace tiempo que las sigo por aquí y por allá. A Isa, por suerte, ya la había desvirtualizado, pero, por ejemplo, tenía muchas ganas de desvirtualizar a Marta, tras un intento fallido en Creativa. O de conocer a Beth, a quien sigo por blog e Instagram desde hace tiempo.

Llegó el día D y desde el minuto 1 me relajé un montón. No puedo asegurar que no dijera ninguna tontería, porque ya se sabe que cuando los tímidos hablamos soltamos cualquier parida, pero sí que puedo decir sin temor a equivocarme que me lo pasé genial, me reí un montón, aprendí y gané dos kilos. Porque las Niñas saben tejer, sí, pero lo que más saben es montar un picnic. Madre mía que montón de comida.


Nos sentamos en la hierba, sacamos la mantita, pusimos toda clase de delicias encima y hala, empezamos a hablar, a cotillear, a darnos consejos, a hacer preguntas sobre Japón que Marta contestaba encantada...


Yo no era la única invitada, también estaba Gemma, de Fer i Desfer, la tienda de Sabadell, con su hija, que fue súper activa y tejió, sacó fotos y patinó. Habría hecho muy buenas migas con la pompona, a ver si las presentamos algún día.

Y resulta que Trap-Art les había dado a las Niñas un montón de trapillo para hacer lo que quisieran. Y mientras estábamos ahí, dándole a la mandíbula tanto para hablar como para comer, cada una de nosotras acabó con una bobina enorme entre las manos y el desafío de hacer algo chulo.


Yo confieso que me quedé en blanco un rato, pero Isa salió al rescate. Comentó que no tenía una cesta cuadrada de trapillo aunque las hace en sus clases, y en un ratito (qué velocidad, Isa!) montó una cesta increíble. Así que en un ataque de #culoveoculoquierismo, que ya sabéis que es nuestro mantra aquí en el blog, decidí que yo también quería una. Y aquí os la traigo.


Como el patrón de cestas de trapillo es la entrada más popular EVER de este blog, os dejo también el patrón de esta cesta cuadrada y un poco de explicación para que podáis hacer vuestra cesta del tamaño que os interese y no únicamente de las medidas de la mía, que ordena eficicazmente los libros que antes poblaban mi mesilla de noche. Añado que así podéis hacer la cesta para los libros en adopción de los que hablamos el otro día ;^)

Ah, y mil gracias a Trap-Art. Aunque yo no soy oficialmente una Niña antigua, les agradezco un montón el regalito. La cesta completa se puede hacer con una bobina. Yo aproveché un resto de trapillo neón para darle un toque de color, aunque ya sabéis que el color gris me encanta, como os conté el otro día. Lo mejor que tiene es que es súper combinable con cualquier otro resto que tengáis en casa.

Patrón cestas cuadradas de trapillo

Las fotos corresponden a una cesta pequeña que hice específicamente para ilustrar este tutorial (con los restos que tenía dando vueltas), pero entre paréntesis os pongo los puntos de la cesta grande. Recordad que de todos modos, podéis hacer el tamaño que queráis, porque el patrón es muy sencillo y se puede personalizar de cualquier manera.

Lo primero que tenéis que hacer es una cadeneta del largo del que queráis vuestra cesta. En mi caso, son 10 (18) puntos.


Hacéis una cadeneta más y empezáis a hacer puntos bajos a partir de la segunda cadeneta desde la aguja. En mi caso, quedan 10 (18) puntos.


Ahora se trata de hacer un rectángulo, así que hacemos una cadeneta, giramos la labor y volvemos a hacer 10 (18) puntos bajos.


Repetimos la operación las veces que haga falta para tener el ancho deseado para vuestra cesta, en mi caso, 7 (13) vueltas.

Cuando ya tengáis la base, vamos a empezar a subir las paredes. Para eso vamos a trabajar solo la hebra de atrás del punto en los puntos del largo de la cesta y vamos a recuperar puntos en el ancho de la cesta, uno por cada vuelta que hayamos dado, en mi caso, 7 (13). Hacemos un punto bajo en cada punto.

 
 

Y ya está, ya lo tenemos! Ahora solo nos queda ir haciendo puntos bajos alrededor de toda la cesta hasta conseguir la altura deseada. Yo os recomiendo cerrar cada vuelta, pero lo podéis hacer también de manera continua.

Dos vueltas antes de la altura deseada, podéis hacerle unas asas. Solo tenéis que saltaros unos puntos en la mitad de la cesta. En mi caso, me salto 3 (5) puntos. Haced la misma cantidad de puntos de cadeneta y añadidle uno más. En mi caso 4 (6). Haced un punto bajo después de los puntos bajos y continuad tejiendo.


Haced otra vuelta de punto bajo alrededor de toda la cesta, para reforzar las asas y ya podéis cerrar.

 

Y si habéis llegado hasta aquí, os merecéis un bonus... Cuando entramos en el aparcamiento a buscar el coche, ¿sabéis quién estaba pagando?


Gracias, Niñas, sois un solete.

22 comentarios:

  1. ja t'ho vaig dir per instagram... P E R O E S T O Q U E E S!!!
    el lujo personificao!!!

    solete, picnic, charloteo i teixir... no hi pot haver res millor a la vida!!!

    ja parlarem tu i jo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realment un luxe, sí. Un fart de riure també. Però tranquil·la, que en coneixeràs moltes el dia 23, que ja han dit que vénen...

      Eliminar
  2. Molt i molt xulo aquest reportatge i les fotos del pas a pas! Jo és que ja em veig fent ganxet àviat. Petonets

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quan vulguis fem una classe, que és molt fàcil. En una estona t'hi poses i ja treus cosetes.

      Eliminar
  3. Què va! Ni una parida, i un molt bon toc àcid que ja saps ara que sóc la "shunga" del grup....jo t'adopto!!!
    Que riurem una estona!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Molt shunga, i això m'ha encantat. Per poc que pugui m'hi afegiré un altre dia, que segur que ens ha quedat molt per criticar...

      Eliminar
    2. Digo!
      Ens veiem al Holi?
      Jo porto pà....jejejej

      Eliminar
    3. I tant! Jo portaré formatge o algo :^P

      Eliminar
  4. Se nota que os lo habéis pasado en grande. Siempre es bonito hacer cosas con las manos, pero bien acompañados la cosa gana enteros. Todavía no me he animado con el trapillo pero la cesta se ver preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en compañía es mucho mejor. Aunque normalmente cuando te reúnes a hacer algo con mucha gente no acabas siendo muy productivo... comes y charlas y te ríes, principalmente. Pero es terapéutico, yo creo, vuelves a casa de muy buen humor.

      Cuando te pongas, seguro que haces cosas increíbles. El trapillo es muy fácil y además es tan grande que enseguida terminas cualquier proyecto.

      Un beso!

      Eliminar
  5. debió de ser un día muy bonito!
    y qué chula la cesta cuadrada, gracias por compartir el patrón!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy, muy chulo.

      Espero que os sirva y que nos mostréis las cestas que hacéis!

      Eliminar
  6. Como m'agraden aquestes trobades i quina enveja em fan. Però quin remei... hauré d'esperar si qualque dia en feim una de nacional. Crec que no caldrà anar molt alerta en dir xorrades, perquè ja anam ben servides jajaja.
    M'agrada molt la teva cistella quadrada. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja triguem a fer-ne una de nacional. Hauríem de muntar un cap de setmana. Jo tinc moltes ganes de posar-vos cara a totes! Petonàs!

      Eliminar
  7. jjjjj el lado oscuro!! M'has fet recordar que tinc un cabdell de trapillo i fa temps que no faig labors. Encara acabaré copiant-me el teu cistell!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doncs vinga, ja trigues! I després vine i ens ho expliques tot. Un petó ben gros!

      Eliminar
  8. Paula!! Qué xulo el cistell... t'ha quedat genial!!! Un altre projecte per guardar al calaix "ho vull fer ja"...jajaja!! Quina enveja.. per la bona companyia, el lloc i el dia tant genial.. les pirates haurem de fer una trobada-picnic!! Un petonàs en veiem al sopar!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo pensava el mateix... amb el sol que fa, un dia hem de quedar al Parc Catalunya... Tot i que ja estem parlant d'anar a fer el vermutillo al Velòdrom. Molts plans que hem de discutir tot sopant!

      Eliminar
  9. pues yo no se si haria muchos cestos pero comerme todo lo de las cestas.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buf, yo no hice nada y lo probé casi todo, no digo más.

      Eliminar
  10. Me parto, jaja!! por el darth Vader, jaja, vaya punto!

    La cesta mola, es lo que más práctico le veo al trapillo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también es lo que más me gusta del trapillo, hacer cestas.

      Imagínate entrar al parking y que Darth Vader esté en el cajero, pagando. Aix. Amo a Darth Vader.

      Eliminar

¡Cuéntanos algo!