Broches de plástico mágico

13 de diciembre de 2014


El post de hoy no me podría gustar más.

Hace unos meses, el pompón peque y yo probamos el plástico mágico. Nos gustó mucho, estuvo muy bien, pero no acabamos de verle la utilidad... Y de repente Carla nos sorprende con estas bellezas sacadas del logo de nuestras 24 ideas para Navidad.

Lo bueno de este proyecto es que, al menos a nosotros, nos recuerda las miles de posibilidades que hay y los montones de materiales que todavía no usamos o dominamos del todo. Y, aunque no os lo creáis, eso nos hace muy felices.

Siempre hay dos maneras de mirar todo lo que nos queda por probar y aprender, y la mejor de ellas es pensar que es una suerte que todavía podamos conocer tantísimas cosas nuevas. ¿No os pasa que a veces envidiáis a quien no ha leído vuestros libros favoritos o visto las pelis que más os gustan? ¿No pensáis en la suerte que tienen de descubrir eso por primera vez? Pues eso, así tenéis que mirar todo lo que os queda por conquistar.

Id a visitar a Carla, a ver cómo se hace el plástico mágico y a sacar ideas para aprovechar todo el potencial de este invento. ¡Nos vemos mañana aquí!

4 comentarios:

  1. Dos cosas: sí que envidio a la gente que tiene por delante jugosos descubrimientos (aunque yo me los fabrico releyendo libros 20 años después, por ejemplo. Para descubrir que el libro ha cambiado ;)), y qué arte tiene Carla! Sólo le falta el cristal de hielo/copo de nieve, claro que eso son palabras mayores. Y aprovecho para decirte lo que lleva en mi tintero 2 semanas: ¡cómo me mola tu logo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo hago, pero no es lo mismo. Hace poco releí a Ender y lo disfruté un montón, pero, vamos, ya sabía cómo terminaba... Y una canción o un grupo... eso no se puede imitar, cuando lo descubres, lo descubres :)

      Y el logo también es de Carla, ¿eh? No es mío, ya me gustaría! Un beso gordo.

      Eliminar
  2. Conozco otra chica que hace aplicaciones chulas para la ropa que cose, botones... Yo le tengo ganas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo probé una vez y me gustó, pero tengo que depurar la técnica. Y el mío era transparente... creo que el blanco me gusta muchísimo más :) Habrá que hacer pruebas!

      Eliminar

¡Cuéntanos algo!