Caramelos y bombones

18 de diciembre de 2014


Como os contaba ayer, con las galletas de Carla, para mí una de las tradiciones totalmente inamovibles de la Navidad es meterme en la cocina a preparar algo para regalar. Normalmente es algo dulce, para que nos vamos a engañar: galletas, pasteles o bollos. Pero este año me ha apetecido mucho, pero mucho, probar a hacer caramelos y bombones.

Antes de que protestéis, os diré que esto se puede simplificar o complicar tanto como queráis. Vamos, que hay recetas que pueden hacer los pompones con total autonomía y hay otras que harán que maldigáis mis huesos hasta el día que me muera. Más aún porque he perdido algunas fotos y hay un par de "modelos" de caramelos que no os voy a poder mostrar gráficamente (porque en casa no quedan ni las migas). Pero aquí os voy a poner las recetas, por orden de facilidad, para que probéis en casa y luego me contéis.

La primera receta, de hecho, es fácil, fácil. Tanto que casi me da vergüenza publicarla. Se trata de hacer bombones de chocolate rellenos de frutos secos.

-Chocolate (con leche o negro)
-Frutos y frutas secos
-Moldes de silicona o plástico.

Para empezar, trocead el chocolate. En casa teníamos un chocolate que se nos resistía, así que le dimos con la maza :)


Cuando lo tengáis troceado, ponedlo en un bol al baño maría y removed constantemente hasta que el chocolate se funda.

A lo mejor preferís prepararlo en el microondas. No hay problema: troceadlo y calentadlo en incrementos de 20-30 segundos. He leído por ahí que no hay que removerlo, pero yo lo remuevo siempre, porque si no, se me quema, así que mi consejo es: 30 segundos de microondas, remover, 30 segundos más de microondas, remover... y así sucesivamente hasta que tengáis el chocolate fundido.


Luego hay que verterlo en los moldes con una cuchara. Esta es la parte más divertida, porque una cantidad ingente de chocolate acaba encima de la mesa, en las caras pomponiles (después de lamer la cuchara cuando te has despistado) y en general en todas partes menos en los moldes.

Y después de verter el chocolate, solo queda meter un fruto seco rápidamente antes de que solidifique. Le podéis dar unos golpecitos a los moldes o hacerlos chocar contra la mesa para evitar las burbujas de aire. Dejad enfriar fuera de la nevera y desmoldad.


La segunda receta es más complicada, pero igualmente es fácil que salga bien. Me he basado libremente en esta receta de aquí.

-200 ml de nata líquida
-75 gramos de mantequilla
-1 cucharadita de sal
-300 g de azúcar
-Un chorro de agua
-Miel o glucosa líquida (opcional)

Calentad la nata y la mantequilla hasta que esta última se funda. Dejad enfriar y añadir la sal.

En otra olla, calentad el azúcar con el agua. Si queréis, para evitar que se os queme el azúcar, podéis añadir un poco de miel o de glucosa líquida, porque el punto de ebullición del azúcar es bajo y se eleva si lo mezcláis con otras sustancias.

Cuando el azúcar empiece a caramelizar, o cuando lleguéis a una temperatura de 120 grados, añadid la mezcla de nata y mantequilla y removed constantemente durante unos 10 minutos. Se os irá formando un caramelo espeso y de color tostado.

Solo os queda verter la mezcla sobre un papel parafinado y dejar enfriar durante una hora. Después, podéis cortar el caramelo con un cuchillo afilado. Queda riquísimo.

Y ahora ya vienen las dos recetas de nota, el fudge de chocolate y el fondant de menta cubierto de chocolate. Me maldigo por haber perdido las fotos de estos últimos caramelos en particular, porque eran gloriosos. No, no, os lo digo otra vez: GLORIOSOS. Estas dos recetas son del libro de cabecera de cualquier casa uruguaya, el Crandon.

-2 tazas de azúcar
-2/3 taza de leche
-1/2 taza de cacao en polvo
- 2 cucharadas de mantequilla

Mezclar el azúcar, la leche y el cacao y calentar sin dejar de remover hasta los 110 grados. Añadir la mantequilla y mezclar con ganas.

Verter la mezcla sobre el mármol. Coger un cuchillo o una espátula y en cuanto se pueda tocar, empezar a trabajar la mezcla con ganas. Enseguida veréis que cambia de color y de consistencia. Seguid trabajando hasta que se convierta en una masa. Extendedla con las manos, dejadla enfriar un poco y cortadla con un cuchillo afilado.

Esta receta triunfó totalmente entre mis pompones y mi pomelo.

Y la más difícil!

-3 tazas de azúcar
-1 1/2 tazas de agua hirviendo
-2 cucharadas de glucosa
-Esencia de menta
-Chocolate negro

Mezclar el azúcar el agua y la glucosa y remover hasta que el azúcar se disuelva. Cocer tres minutos tapado. Destapar y seguir cociendo hasta los 115 grados. Cuando llegue a esta temperatura, verter sobre el mármol de la cocina, esperar que se enfríe un poco y añadir la esencia de menta. Igual que en la receta anterior, coger un cuchillo o una espátula y trabajar como si no hubiera mañana. A esta mezcla le cuesta muchísimo más cambiar de consistencia, así que no paréis, trabajadla que acabará convirtiéndose en una masa blanca que se rompe y corta con facilidad. Cortadla en pedacitos y dejadlos enfriar y secar.

Mientras tanto, fundid el chocolate igual que hicimos con los bombones, al baño maría o en el microondas. Cuando lo tengáis, id pasando los trocitos de fondant de menta por el chocolate y dejadlos secar sobre un papel parafinado.

No os vais a poder comer solo uno, ya lo veréis.


¿Vosotros también cocináis por Navidad? ¿O todo el año? ¿Y preferís hacer los bombones o comprarlos directamente?

8 comentarios:

  1. Bon dia ,però si tens pinches i tot! Ñam, Ñam quins bombons...

    Muac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bé, els bombons són súper fàcils de fer, molt adequats pels meus pinches :) Petonàs!

      Eliminar
  2. Paula como me haces esto!)¡)¡)!¿!¿¿?¿¿!¿T BVFE¡¿!¡¿¡¿!¡¿!¡!¿)¿ se me ha ido la olla jajajjaja que envidia! Esta navidad me va a tocar poco dulce snif snif...guardaré la receta para el año que viene. Un año me dio por hacer trufas caseras y son super ricas.
    Por cierto que ideas tan chulas nos estais enseñando.
    Un besazo guapa!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento, lo siento, lo siento!! En cuanto expulses a los okupas de la barriga te preparo una cajita de dulces y te la mando (o te la llevo en persona, que mola más). Un beso!

      Eliminar
  3. ¿Cocinar dulces? Noooo, eso yo nuncaaaa... ;-) quedan apuntadas todas esas recetas gloriosas, a lo mejor hasta hago otra ronda de "cosas para regalar" quién sabe 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Complicadas, pero gloriosas, particularmente las mentas con chocolate, que es la mejor combinación del mundo mundial :) Te voy a mandar un correo pronto, que te quiero hacer una proposición...

      Eliminar
  4. Cho-co-la-teeeeee!!!!!!!Ni me imagino haciendo esas maravillas porque la tableta si se se funde......pero en mi estomago.. antes de llegar a casa encima....besos,gracias por todos los tutoriales y felicidad total para tod@s no solo estos dias sino toda la vida,besotes.Patricia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja! En el mío también :) Especialmente si es chocolate negro. Por eso el truco está en hacerlo de un chocolate que no te guste mucho. A mí, por ejemplo, el chocolate con leche me deja fría y ese es el que usamos. Muy felices fiestas!

      Eliminar

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs