Pared pintada con chalk paint

5 de marzo de 2015


En verano hicimos reformas. Supongo que ya lo sabéis, porque durante unos días fui más pesada que de costumbre y solo publiqué fotos de herramientas, de pintura y de muebles a medio montar. Pero todos me lo perdonasteis porque sois los mejores.

En fin, que desde el verano la pompona y yo no paramos de hablar de la decoración de su habitación: que si va a tener esto, que si va a tener lo otro, que si le pondremos lo de más allá, que si paleta cromática, etc, etc, etc.

Pero como ya me conocéis, sabéis que suelo hablar y pensar mucho, mucho, mucho, antes de ponerme manos a la obra. Pero mucho.

Por suerte, 2015 es el año de la acción, el año de ponerse las pilas e ir a por todo lo que queremos. El año de dejar de procrastinar y lanzarse con alegría al bello arte de terminar las cosas. El año que me está costando la muerte, porque siempre es más fácil tumbarse en el sofá con un bote de Nutella y una cuchara que ponerse a rematar cualquier proyecto.

Y es que empezar no es lo chungo. Lo chungo es cuando ya se te ha pasado el subidón y hay que picar piedra para acabar lo que tienes a medias de una vez por todas. Lo chungo es apartar de tu cerebro esa nueva idea increíble que te mueres por empezar para acabar la idea increíble que tuviste la semana pasada y que se está extendiendo más de lo esperado.

La cuestión es que la pared de la pompona apenas me ha llevado un par de semanitas. Pero si sois decididos y tenéis los materiales de antemano, os puede llevar muchísimo menos. Vamos, es un proyecto que se puede acabar en un fin de semana tranquilamente.

Y no me digáis que no es precioso. La verdad es que cada vez que entro a la habitación de la pompona me quedo mirando mi obra maestra muerta de amor.

¿Qué necesitáis?

-Un plato de plástico.
-Un lápiz.
-Una brocha.
-Un pincel pequeño.
-Chalk paint en color azul y blanco.
-Cinta de pintor.

Lo primero que hice fue pintar dos líneas perpendiculares que pasaban por el centro del plato. Es decir, dibujé dos líneas que dividían el plato en cuatro cuartos exactos.

Luego, con ayuda de una tapa de caja (por ejemplo; podéis hacerlo con una regla si sois más tradicionales) dibujé una línea recta a la altura de mi primera línea de ondas o circulitos.


Cogí el plato, hice coincidir la línea que tenía pintada en la pared con una de las líneas que dividían el plato y dibujé los semicírculos uno al lado del otro.

Después pasé al segundo piso. En este caso coloqué una de las líneas del plato en el sitio donde se encontraban dos semicírculos de los que ya había dibujado. La línea perpendicular a esa la hice coincidir con la parte de arriba de los dos semicírculos. Si no os queda muy claro mirad la foto, seguro que lo entendéis mucho mejor.


Podéis seguir haciendo todas las filas que queráis. A mí me bastó con tres, pero podrías cubrir toda la pared con el mismo método.

Luego empecé a pintar desde abajo. Encinté bien el zócalo y las tapetas de la puerta para no manchar, claro. Creía que tendría que hacerme una plantilla de cartón para pintar sin salirme, pero con paciencia y una buena brocha (compré una de las que vende Neus con la pintura) conseguí hacer unas líneas perfectas.

La chalk paint tiene varias cosas buenas. La primera es que seca muy rápido, con lo que el proceso no se eterniza. La segunda es que el acabado es precioso, no es nada uniforme, tiene ese aspecto como de pizarra un poco rústica que a mí me gusta muchísimo. Y precisamente de ahí sale la tercera cosa buena: no hay que ser un especialista de la pintura, queda bien sin grandes esfuerzos.

Para asegurarme de no arrancar ni estropear la primera capa, esperé un día antes de aplicar la segunda. Mezclé partes iguales de pintura blanca y azul para bajar el tono y encinté las curvas con cinta de pintor. Pensaba que encintar iba a ser un infierno precisamente porque no había ni una recta, pero la verdad es que la cinta de pintor es muy agradecida y se le puede dar forma fácilmente con las manos.

Después de esa segunda capa os mostré la pared en Instragram porque yo ya estaba totalmente enamorada...


Esperé un día más y di la tercera capa. Para esta, mezclé tres partes de pintura blanca por una de pintura azul, más o menos. Encinté la segunda capa y me lancé a terminar mi obra.

Cuando ya estaba, con un pincel pequeñito di los últimos toques, suavicé alguna línea, rellené algún hueco... en fin, terminé de darle forma a todo.

Y este es el resultado final.


La pared todavía no está terminada. Queremos ponerle un espejo, un baúl para sentarse y guardar los disfraces y a lo mejor incluso una estantería en la parte de arriba. Pero por el momento es la más bonita de la casa. Os juro que no me canso de mirarla.

24 comentarios:

  1. Guau, me encanta. Justo estos días estaba pensando en pintar la habitación de mi hija este verano pero no se yo si me atevería a hacer esto porque no soy nada mañosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas, ¿eh? Yo también tengo el gen artista recesivo y sin embargo me sorprendió lo fácil que era. La parte científica se hace rápido y la artística es menos terrible de lo que parece. Si te dan mucho miedo las curvas, siempre puedes hacerlo con rombos y encintarlo todo!

      Eliminar
  2. Oh!! t'ha quedat genial!! te un rollito zen que mola molt... mar, onades, natura... Artista!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oi que sí? Comunió amb la natura total :)

      Eliminar
  3. ¡Qué perfección, Paula! Me encanta cómo ha quedado la pared, estoy pensando en contratarte para que vengas a mi casa y me hagas una igual, jajaja. Hay que tener maña para esto :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por favor, mira quién habla! Te meriendas una pared como esta en 20 minutos, seguro!

      Eliminar
  4. Oh oh oh! però que bonica!! jo fa temps que rumio i rumio com pintar un racó de l'entrada i com fer el capçal del llit... Tinc moltes idees i mooolts pins, però no trobava l'empenta per deixar la cullera i la nutella a l'armari, tancar el pinterest i aixecar el cul del sofà... però aquesta paret m'ha emocionat molt!
    Tenia un dubte que m'anclava al sofà, però me l'acabes de resoldre! no sabia si es podia posar cinta de pintor (cintacarrossero de tota la vida... quina enveja la que fan servir els americans, tant blava i tant mona ella!) a sobre de chalk paint, em feia por d'arrencar-ho tot al treure-la! però veig que te n'has sortit molt bé, ole tu!


    (se m'ha volatilitzat un comentari anterior... espero no duplicar!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, s'ha volatilitzat del tot :)

      Confeso que en una petita part de la paret i només amb el color més fosc, se'm va aixecar una miquetona de pintura, però molt poqueta. Ho vaig retocar amb un pinzell petit i ja està.

      Anima't, perquè és molt fàcil i queda genial.

      Eliminar
  5. Paula, te ha quedado divina esa pared, tiene mucha onda .... ! Me encantó el trabajo que hicieron, me imagino a la Pompona no quiere salir de su cuarto ja ja !
    Petons

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! No queremos salir ninguna de las dos, miramos la pared y suspiramos. Ahora, ella me va recordando que le falta el espejo :)

      Eliminar
  6. La pared te ha quedado estupenda y me encanta (esa tela de florecillas, ¿por qué me suena?), pero lo que más me encanta es que te pasa como a mí!! Me lanzo a empezar proyectos maravillosos (después de consultarlo con la almohada días, semanas, meses o años) y luego me estanco a medio camino, ya sea en algo costuril, bricolajeño, de orden o de dieta. Por ejemplo, ODIO hacer dobladillos u ojales, grrr! Pero ésto lo has acabado, así que te hago la ola (la onda) desde aquí!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que mi palabra del año es "actuar", ya sabes... Y tengo que hacer honor a ella y acabar los miles de proyectos que empiezo... Besos!

      Eliminar
  7. M'encanta la paret...és que el blau és el meu color preferit...i m'agrada molt la textura que dóna amb cercles...queda preciós!no hagués dit mai que un plat de plàstic donaria per tant!
    http://aventuresidesventuresdels30.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi les eines que més m'agraden són aquestes: els plats de plàstic, els gots, els retoladors dels nens... moltes vegades acabem comprant coses complicadíssimes, quan tenim tot el que necessitem (i més!) a casa.

      Eliminar
  8. Que monada de pared! Te ha quedado perfecta y los colores azules me encantan. Que lujo de pared!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Estoy encantadísima, me chifla. Un beso!

      Eliminar
  9. Pero qué tía más guay eres!! Todo se te da bien, pero todo, todo!! Me encanta la pared y el color, transmite mucha serenidad, y eso es importante en un dormitorio. Por cierto, estoy deseando ver cuando acabes el baño y cambies el color de los súper muebles naranjas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, te adoro, Pilar, de verdad. Estoy un poco estancada con los muebles del baño, tenía un par de ideas, pero por el momento no me convence ninguna... A ver si le doy un poco de velocidad al tema :) Besotes!

      Eliminar
  10. Es una pared preciosa! No me extraña que no te canses de mirarla, a mi me pasa igual cuando me siento muy orgullosa de algo que he hecho yo. Disfruta, que la vida son estas cosas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ya sé que es típico decirlo, pero las fotos no le hacen justicia. La luz de la habitación de la pompona es un poco traicionera. Voy a ver si consigo hacer fotos más bonitas y cambiarlas.

      Eliminar
  11. No sé si ho has vist però s'assembla molt a un estampat de la Casita de Wendy...
    By the way...el patronet del sac super guapíssim de texans????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira aquí:

      http://www.trespompones.com/2013/06/sigo-aqui-cesta-de-vaqueros-aprovechados.html

      Hi trobaràs l'enllaç al tutorial, que crec que és de la Betz White.

      Eliminar
  12. qué rebonito!!! y qué fácil ha parecido con la explicación *-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es mucho más fácil de lo que me pareció a mí a primera vista, teniendo en cuenta que los pinceles y yo nos llevamos regulín ;^)

      Eliminar

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs