¿Plátanos maduros? Haz un brownie.

8 de septiembre de 2015


Plátanos negros. O con manchitas. Plátanos que ya no huelen, sino que directamente te pegan un tortazo de aroma platanil cuando abres la nevera. Plátanos que poco a poco van dejando de ser, esperando el momento en el que los tires a la basura o hagas el sempiterno pan de plátano (que en casa solo me como yo). Plátanos, en resumidas cuentas, que están medio muertos y para los que no hay ninguna esperanza.

En una casa con tres pompones y un Ironman (el pomelo a partir de ahora es el Sr. Iron) siempre hay plátanos. Siempre. Es la fruta por excelencia, la que devoran todos, la que piden de postre, especialmente si queda Nutella.

Pero creo que en todas las casas sucede este fenómeno paranormal: cada cierto tiempo hay un racimo que por algún extraño motivo NO SE COME. No sé por qué ocurre (la semana siguiente vuelves a comprar plátanos y vuelven a desaparecer de la nevera por arte de magia), pero ocurre: hay plátanos malditos, como el templo.


Hasta ahora mi solución en esos casos era solo una: a la basura. Porque ya te he dicho que en casa el pan de plátano solo me lo como yo, y no me conviene. Si son solo plátanos manchados los chafo con un tenedor y les pongo un chorrito de miel (ñam!), pero los plátanos negros... esos morían siempre.

Peeeeeeero, para eso tenemos nuestro Nada en la nevera, ¿no? Cuando hace poco descubrí unos plátanos negrísimos detrás de un melón, decidí que había que coger el toro por los cuernos y encontrar algo que se comiera toda la familia y que nos solucionara un desayuno o una merienda o un apretón de esos de las dos de la mañana cuando miras capítulos repetidos de Modern Family mientras haces punto.

Y encontré una receta de brownie. Sí, sí, como lo lees. Brownie. Ese manjar de los dioses que debería ser ilegal de lo bueno que está. Ese pastel perfecto hasta en el nombre.

Le hice unos cuantos cambios para adecuarla a nuestros gustos e hice un par de pruebas. Pruebas que no duraron en la cocina ni medio día. De hecho, hay fotos porque conseguí esconder unos trocitos que fueron diligentemente devorados en cuanto dije: "Vale, ya está".

Pruébala y me cuentas. Te va a surgir el problema contrario: vas a tener ganas de que los plátanos se echen a perder...


BROWNIE DE PLÁTANO

Ingredientes secos:

-2 tazas de harina
-2 tazas de azúcar (a mí me gusta más con azúcar moreno)
-1 taza de cacao puro
-1 cucharadita de polvo de hornear
-1 pizca de sal

Ingredientes húmedos:

-3-4 plátanos muy maduros
-2 huevos
-1 taza de leche
-50 gramos de mantequilla fundida
-1 chorrito de esencia de vainilla (mejor si es casera)

Mezcla los ingredientes secos en un bol. En otro bol aplasta bien los plátanos maduros y mézclalos con el resto de los ingredientes húmedos.

Vierte los ingredientes húmedos sobre los secos y mezcla bien.

Prepara un molde de horno ancho (yo uso uno de pírex rectangular) forrándolo con papel de plata y untándolo de mantequilla para que el brownie no se pegue. Pon la masa en el molde y hornea durante media hora a 180 grados, o hasta que pinchándolo con un palo de brocheta, este salga completamente seco.

Puedes añadir también una taza de pepitas de chocolate o de frutos secos a la masa.

18 comentarios:

  1. Vaya, veo que Japón te ha dejado con mono de dulce ;)! Bienvenida y gracias, tengo ahí un plátano (sólo uno, mecachis) negro y ya casi líquido, que lleva un par de días salvándose de su destino cruel porque lo reservo para "algo". Y el sábado mi mayor celebra su cumple con un par de amigotes preadolescentes... Adivinas lo que va a pasar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero foto, que si no, no me lo creo.

      Dale un beso gigantesco a tu mayor. Tengo unas ganas de que se conozcan con los míos... El año que viene nos toca Ironman en Maastrich y estamos pensando en llevarnos a los pompones y dar una vuelta centroeuropea durante las vacaciones. A lo mejor es un buen momento para acercarnos a hacer oficial el hermanamiento...

      Eliminar
  2. En mi casa pasa lo mismo Paula. Por alguna extraña razón una seman me quedo corta de plátanos y al siguiente languidecen hasta encontrar el cubo de la basura. Me gustan los plátanos pero cuando se ponen pochos me dan un asco mortal... me anoto la idea. Seguro que se pueden hacer tb con thermomix.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad? A mí me fascina... Un día no hay manera, llego de la frutería y de repente todos los plátanos han volado, pero al siguiente no hay quien se los coma y ahí se quedan muertos de asco.

      Prueba esta receta que vas a flipar, de verdad.

      Eliminar
  3. Menuda receta, fácil y que quita el hipo... voy a sentarme frente a la nevera, creo que ya tengo un par medio grises... esas serán mis víctimas.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuéntame cómo te queda! Yo también tengo un par de plátanos negruzcos que van a caer. Un beso!

      Eliminar
  4. Parece facilito. Lo más importante; ¿sabés más a plátano o sabe más a chocolate? En casa los plátanos pochos funcionan como el eterno retorno. También hago pan de plátano, me como un trozo y si mi hermana viene de vista otro, al cabo de una semana me animo a hacer un pudin, nos comemos otros dos trozos, después de un par de días, se lo doy a mi vecina para que alimente a sus gallinas. Unas semanas después llega Carmen con una cuquicesta llena de huevos y entonces pienso... ¡huevos caseros! ¡Voy a hacer pan de plátano con esos plátanos pochos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabe más a chocolate :) De hecho, creo que el pan de plátano no triunfa en casa porque tiene demasiado sabor a plátano cocido. Con el brownie, ninguno de los tres (cuatro) niños que tengo en casa ha sabido qué era ese aroma que tenía el pastel ("¿Lleva vainilla?", "¿Le has puesto frutos secos?").

      Yo no tengo vecina con gallinas (por lo menos aquí no), así que el pan de plátano terminaba siempre en la basura y eso me daba más rabia todavía. Pero claro, si sabes que los restos se los van a comer las madres de los huevos, te lo tomas con más filosofía.

      Te echo de menos :)

      Eliminar
  5. Brownie de plátano? :D receta guardada, esto lo tengo que probar

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo pruebas y me cuentas. Desde que descubrí esta receta no paro de esconder los plátanos :)

      Eliminar
  6. este post es poesía pura!!! solo tengo un plátano y aún no tiene ni manchitas (o sea, esta apto para ser comido HOY) pero a la próxima vez que tenga la mano que nadie quiere cambiaré el pan de plátano por esto! que me convendrá menos, pero para variar un poco nunca está de más... alguien dijo pecanas? ñam!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pecanas! Mmmm... Y un chorrito de dulce de leche o de caramelo por encima. O nueces. ¿Se nota que estoy a dieta?

      Eliminar
  7. mmm Quina bona pinta! Ara jo com que sóc de menjar la fruita verosa, gairebé mai m'arriba a madurar jaja no li dono temps! però en prenc nota!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sempre te'n pots "oblidar" d'uns plàtans a la part de darrera de la nevera. Just saying...

      Eliminar
  8. Ricoooo!!! Es lo que hacemos por aquí con los plátanos maduros ;) (sólo sé hacerlos veganos O.O pero brownie al fin y al cabo) También le quedan genial unas nueces troceadas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, la receta en la que me basé era vegana :) Luego yo le añadí todo lo demás.

      Pecanas, nueces, gotas de chocolate... y estoy pensando incluso en fresas o cerezas secas y azúcar de ese como en rocas para echarle por encima. Madre mía, el brownie es lo mejor de lo mejor.

      Eliminar

¡Cuéntanos algo!

Theme created by Sweet Lemon Grey Designs