12 pequeños cambios

21 de diciembre de 2017


Te voy a decir algo y te vas a reír de mí. Pero allá va. Soy punk. Le he dado mil vueltas a diferentes conceptos y me he intentado reconocer en mil definiciones, pero al final voy a parar ahí mismo: soy punk.

No, no es porque lleve cresta, un imperdible en la oreja y camisetas recortadas, sino por la propia definición de punk, que lleva implícitas todas las cosas que me interesan, me gustan y me hacen levantarme por las mañanas.

El movimiento punk, el concepto punk, es básicamente un concepto de rebelión. Un intento por cambiar las cosas cuando todo el mundo dice que no hay futuro, nada puede mejorar y hay que conformarse con la situación establecida. El punk se niega y cree en la capacidad de tenemos todos de cambiar nuestras circunstancias y vivir la vida según nuestras reglas.

Ayer, además, me enteré de que los punks son los creadores del movimiento Do It Yourself. Que su filosofía era esa: háztelo tú y hazlo a tu manera. Y ahí me siento como pez en el agua totalmente. Ahí es donde por fin estoy como en casa.

Si, además, le sumamos unas guitarras frenéticas, para mí ya es el paraíso.

Pero, vamos, que soy punk. Que lo he ido descubriendo poco a poco y que lo he ido convirtiendo en mi forma de vida, porque, al fin y al cabo, eso es lo que es.

No hay cosa que me parezca más importante que entender quién eres y decidir que vas a vivir tu tiempo a tu manera. Y creo que la gracia de todo este asunto está en que nunca lo haces del todo, siempre eres una obra en progreso, siempre cambias, evolucionas y a veces, por qué no, incluso retrocedes. Todo forma parte de la vida, de convertirte en la persona que quieres ser.

Por eso tengo un proyecto nuevo para el año que está a punto de empezar. Un proyecto que comparto con Mar y Gemma y que espero compartir contigo también. El proyecto de mejorar mi vida desde dentro, todos los meses, con 12 pequeños cambios.


12 pequeños cambios

Como soy punk (y creo que ellas también) y me niego a que todo sean obligaciones y soluciones estándar iguales para todo el mundo, me tomo este proyecto como una oportunidad única para convertir el año en un juego, una búsqueda del tesoro, una gincana llena de pruebas en la que hay premio para todos.

¿En qué consiste este proyecto? Mar, Gemma y yo queremos reflexionar sobre nuestros hábitos de consumo. Queremos saber si hacemos las cosas por inercia y porque todo el mundo las hace así. Queremos ver si nos sentimos mejor haciendo las cosas de otro modo. Queremos cambiar algunas cosas de esas que nos hacen sentir un poco culpables a veces, o que hacemos sin estar seguras de por qué.

Queremos tomar decisiones, en resumen, que vayan de acuerdo con lo que nosotras pensamos y no con lo que los demás nos dicen (porque somos punks!).

Así que hemos dividido el año en doce temas sobre los que queremos reflexionar. Cada mes tendréis una anfitriona que hará una reflexión inicial y nos dirá sobre qué tema vamos a trabajar. Pero, haciendo honor a nuestra filosofía DIY, cada una de nosotras se planteará objetivos totalmente diferentes, que le cuadren según su situación y sus intereses.

Es decir, por ejemplo, si el tema del mes es la comida, yo me puedo plantear comprar verduras ecológicas, tú te puedes plantear no tirar nada de comida y otra persona se puede plantear dejar de pedir pizza una vez al mes e intentar hacerla en casa. Ningún objetivo es mejor que otro, porque cada objetivo es perfecto para nosotros.

Intentaremos darte ideas y pensar en cambios que se pueden integrar y te iremos contando todos nuestros progresos en redes sociales con el hashtag (me encanta esta palabra, es como comer sandía, se te llena la boca) #12pequeñoscambios. A final de mes, haremos otra entrada para contarte cómo ha ido y reflexionar un poquito más y pasaremos al siguiente tema.

De lo que se trata es de introducir hábitos a nuestra manera y a nuestro ritmo, sobre las cosas que más nos preocupan. Y aprovechar el efecto acumulativo de todo el año en lugar de hacer larguísimas listas de propósitos que nunca llegan a buen puerto porque el 15 de enero ya has faltado tres veces al gimnasio...

Busca tu lado punk, que seguro que por ahí anda, y súmate a nosotras. Te esperamos a partir de enero para cambiar tu vida a tu manera.

18 comentarios:

  1. Tanto tiempo sintiéndome rara y ahora resulta que sólo era que soy punk y no lo sabía! Me gusta la idea de ser punk. Suerte que me has avisado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que ser punk mola un montón :) Si montamos un grupo yo me pido el bajo, que me parece lo más punk de lo punk...

      Eliminar
  2. Jajaja, me mola lo de ser punk, creo que en el fondo siempre lo he sabido, jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes un rollito muy punk desde siempre... XD

      Eliminar
  3. Me encanta la idea y haber encontrado gente Punk. Se echa de menos escuchar estas cosas en el día a día. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues vamos a hablar de ellas hasta reventar, que para eso somos punks! Un beso!

      Eliminar
  4. El concepto de Punk estaba sobrevalorado! "Punk not dead" decía mi remera en la entrega de diplomas del secundario! Vamos por los 12 cambios a ver que pasa! Felices fiestas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año, tocaya! El punk no va a morir nunca, creo yo... Porque todos tenemos un rinconcito punk en algún sitio.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Tu ets molt punki, bonica! Petonàs i bon any!

      Eliminar
  6. Qué gracia, se lo digo siempre al Mr., ¡soy muy punk! (aunque esté escuchando un tango ahora mismo - los inmorales nos han igualao)

    y nada, que esto me interesa ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Punk e inmoral... la mejor de las combinaciones. Feliz año a ti y al Sr. Torres. Tenemos una quedada pendiente para tejer un gorro rosa...

      Eliminar
  7. jajajajajaja! Mira, toda la vida diciéndome que soy muy hippie y ahora resulta que ¡yo también soy punk! Me encanta leerte, estaré muy atenta a los #12pequeñoscambios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los hippies son punkis sin mala leche... A ver si cambiamos de todo este año. Un beso muy gordo y feliz 2018, guapa!

      Eliminar
  8. Me ha encantado tu idea... cambios pequeños para quedarse, metas que no dejemos en el camino... yo, empece a aprender a hacer yoga... hice en la uni hace miles y ahora empece de cero, ya no me acuerdo de nada y mi cuerpo menos... ese es mi gran objetivo, retonar y hacerlo todo el año...
    Cada cosa en su lugar, me apunto, me apunto... estoy en mi oficina en casa... ya te contare...
    Un abrazo grande... Susana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hago karate y me encanta, pero también es lo primero que salta cuando tengo mucho trabajo, así que está entre las cosas que quiero ir metiendo poco a poco como prioridades...

      Y lo de cada cosa en su lugar es casi una necesidad física, que mi casa es un caos XD. Estoy segura de que esta vez lo conseguiremos!

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Pues eres muy bienvenida a apuntarte y participar como tú quieras y como te vaya bien.

      Eliminar

¡Cuéntanos algo!